Halagos de todos los grupos

El Síndic de Mollet, Lluís Martínez Camps, se despide de los vecinos al finalizar los cinco años de mandato

  • Martínez Camps fue elegido por unanimidad como tercer Síndic Personer de la historia contemporánea de la ciudad vallesana

  • En los cinco años, la sindicatura ha gestionado: 241 quejas, ha atendido 420 consultas y ha desarrollado 810 actividades

El síndico de Mollet del Vallès, Lluís Martínez Camps.

El síndico de Mollet del Vallès, Lluís Martínez Camps. / Ayuntamiento de Mollet

Se lee en minutos

El Periódico

El Síndic Personer de Mollet del Vallès (Vallès Oriental), Lluís Martínez Camps, presentó el pasado lunes 8 de febrero el informe de su gestión durante el 2020 en un Pleno Extraordinario telemático. Además, el síndico hizo un balance de los cinco años de su mandato, con un total de 1.500 intervenciones en diferentes ámbitos.

En octubre de 2015, Lluís Martínez Camps fue elegido por unanimidad como tercer Síndic Personer de la historia contemporánea de Mollet. Ahora, transcurridos cinco años, su mandato ha llegado a su fin.

Así, durante su último Pleno, el síndico manifestó que el informe 2020 es “muy especial” por el impacto del covid-19 sobre todas las actividades y porque se trata del último informe que presenta.

Informe marcado por la pandemia

La sindicatura llevó a cabo 255 actividades a lo largo del año pasado: 40 quejas y reclamaciones, 80 consultas y asesoramientos a la ciudadanía y 105 actividades de carácter diverso. Por áreas municipales, las quejas más numerosas (11) fueron las relacionadas con el ámbito de la Administración General, seguidas de las relativas a Territorio (10) y Servicios a las Personas (8). Por barrios, los que registraron más quejas fueron los del Centro (9), Estación de Francia (8) y Colegios Nuevos (6).

La pandemia del covid-19 afectó directamente las actividades complementarias del Defensor, como el programa escolar (parado desde mediados de marzo), la organización de jornadas sobre derechos humanos (suspendidas) o la participación en otros eventos (muy limitadas).

El impacto del virus en el volumen de actividad de la sindicatura fue notable, ya que hubo un 25% menos de quejas y consultas respecto al año anterior porque la oficina de la sindicatura estuvo cerrada 6 meses. “En ningún momento, sin embargo, se dejó de atender a la ciudadanía, eso sí, de forma no presencial”, explican desde el Ayuntamiento.

Balance de los cinco años de mandato

En los cinco años de mandato, la sindicatura ha gestionado 241 quejas, ha atendido 420 consultas y ha desarrollado 810 actividades. En total, casi 1.500 intervenciones en diferentes ámbitos.

Al final de su intervención, Lluís Martínez Camps, dijo que desde el primer momento se puso “a trabajar al servicio de la ciudad con honestidad y con actitud constructiva y dialogante, evitando bailes de bastones innecesarios y procurando siempre que el síndico bombero estuviera por encima del síndico pirómano”, Martínez Camps defendió también haber mantenido un perfil bajo a lo largo de estos año, algo que “puede que no siempre ha sido bastante bien entendido", añadió.

Martínez Camps ha agradecido al alcalde de Mollet, Josep Monràs, "la confianza y apoyo que le ha dado como Defensor, y el apoyo que ha dado en el Foro de síndicos y síndicas de Catalunya. Y agradeció "a todos, a todos los grupos municipales, estos cinco años fantásticos pero importante que su relevo se haga con naturalidad y que no se atasque. Daré el testigo al que ustedes me digan".

Halagos de todos los partidos

Por su parte, Josep Monràs (PSC), se refirió al síndico diciendo que, a pesar de las dificultades que ha comportado el covid-19, "dejas huella, como los otros dos síndicos, por lo que nos debemos sentir más que orgullosos".

Todos los portavoces de los grupos municipales agradecieron también el trabajo y la dedicación del Defensor durante los cinco años de mandato. El portavoz de ARA Molet-ERC-MES, Oriol López, resaltó “el análisis de futuro” que puede conllevar el trabajo iniciado por Martínez Camps en los institutos de la localidad vallesana, “formando a nuevos ciudadanos en valores como la democracia” y para que entiendan “qué significa que una ciudad como Mollet disponga de un síndico”.

Marina Escribano, portavoz de Mollet en Comú, agradeció al síndico saliente “la dedicación, la actitud, la predisposición y el ser siempre cercano y tener las puertas abiertas de la oficina y los oídos dispuestos a escuchar”. Iván Garrido, portavoz de Ciutadans, remarcó que el trabajo de Martínez Camps ha puesto el listón “muy alto” para el próximo en el cargo.

Noticias relacionadas

“Su trabajo ha ido mucho más lejos y ha logrado, con su persistencia, elevar el nivel de profesionalidad y prestigio, no solo de su persona, sino de la figura institucional del Síndic de Mollet”, aseveró el portavoz de Podem Mollet, Xavier Buzón. Por último, Joan Daví, portavoz de Junts per Mollet, señaló ser consciente de que el trabajo realizado por el síndico estos cinco años ha ido más allá de “los ratos en la oficina” y que “seguro que en la mochila se llevaba a casa aquella preocupación o aquella inquietud que tenía la persona que acudía a explicarle un problema”.

Más noticias de Mollet en la Edición Local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA