Análisis

El impacto económico del MWC: un impulso para Barcelona

El Mobile World Congress es mucho más que la mayor exhibición de tecnología y tendencias del mundo, es también un motor para muchos sectores de la capital catalana

El MWC tiene un notable impacto sobre la economía barcelonesa.

El MWC tiene un notable impacto sobre la economía barcelonesa.

5
Se lee en minutos
José Bravo

Arranca el Mobile World Congress 2022 con los cuatro días que más impacto económico generan en Barcelona en todo el año. A pesar de ser una de las capitales turísticas y culturales del planeta, nada concentra tanto interés ni mueve tanto dinero en tan poco tiempo como el Mobile. Estamos, por tanto, ante un acontecimiento crucial para la salud económica de la capital catalana y, después de una edición atípica en el 2021 y una suspensión en el 2020, Barcelona se juega muchísimo con este congreso.

Llegada de casi 500 millones de euros

La última vez que se celebró el Mobile sin restricciones, en la edición del 2019, el congreso generó un impacto económico de casi 500 millones de euros. Exactamente 473, según datos de Statista. Esa cantidad supuso dos millones más que en el 2018, pero era más del doble de lo que la feria generaba en el 2010. En menos de una década, el crecimiento del congreso se convirtió en algo espectacular y el evento se había consolidado como el más importante del mundo de las telecomunicaciones.

Para esta edición de 2022, todavía lastrada por la pandemia de covid-19, no se esperan números tan espectaculares. Aun así, el certamen tendrá una importancia enorme para la economía barcelonesa gracias a los más de 60.000 visitantes que, según la previsión de los organizadores, se espera que acudan a la feria. Esa cantidad está lejos de los 109.000 congresistas que acogió el Mobile en el 2019, pero es una cantidad importante dadas las circunstancias, una cifra que permite mirar con optimismo a esta edición y, sobre todo, al futuro.

La hostelería, a pleno rendimiento

Esa masa de visitantes necesita alojarse en alguna parte. Y no solo ellos: también gran parte de los miles de operarios, montadores y técnicos que, durante semanas, trabajan para que todo esté a punto cuando se corte la cinta el día 28. Y, por supuesto, después hay que desmontarlo todo.

Por tanto, la hostelería es la primera gran beneficiada del impacto que genera el Mobile en la ciudad. En el 2019 se rozó el 100% de ocupación en la ciudad, con hoteles y alojamientos turísticos prácticamente llenos. Eso provocó también un fuerte desplazamiento de visitantes hacia localidades cercanas, con lo que el efecto positivo del congreso benefició a más lugares. 

En la edición de 2019, las tarifas de algunos hoteles se incrementaron notablemente, con precios que llegaron a superar los mil euros por noche en establecimientos de cuatro estrellas. En aquella ocasión, el Gremio de Hoteles de Barcelona calculó que el Mobile supondría unos 117,7 millones de euros para los alojamientos adheridos a la institución. Además, apartamentos turísticos como Airbnb también agotaron su oferta.

El 'agosto' de los restaurantes

Si los hoteles pudieron con el Mobile mejorar sus cuentas de resultados, otro tanto cabe decir de la restauración. Este sector, que es una verdadera bandera de la capital catalana, tiene en estos días un desafío importante para dar a conocer las virtudes de la cocina nacional e internacional. En una ciudad llena de excelentes restaurantes y para cualquier presupuesto, desde estrellas Michelín a populares tascas, todos multiplicarán su actividad y negocio durante los días que dura el congreso. Y no es para menos, porque en el 2019 la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales estimó en 118 millones de euros la facturación que genera el Mobile para restaurantes, bares y establecimientos de ocio nocturno. Esto supuso un gasto medio de 275 euros por cada visitante.

Pero no solo los restaurantes de la capital y alrededores se benefician del consumo que genera el evento. En el 2019, dentro de la propia feria se sirvieron más de 225.000 bocadillos, más de 367.000 cafés y más de dos toneladas de jamón ibérico, entre otros productos. Todos estos alimentos son servidos mayoritariamente por proveedores locales.

Destacada oferta de ocio

Por supuesto, la ciudad también acerca a los visitantes una importante oferta de ocio. Durante el día, monumentos, museos, una ciudad bellísima con un clima dulce y hasta partidos de fútbol de máximo nivel en el Camp Nou. Y, de noche, algunos de los mejores clubes musicales del mundo, además de una casi infinita variedad de discotecas, bares e, incluso cabarets. 

La noche barcelonesa es una verdadera atracción para los visitantes que llegan en estas fechas. Además, Catalunya acaba de anunciar el fin de las restricciones del ocio nocturno, con lo que los congresistas podrán disfrutar sin limitaciones de los encantos de la capital catalana. 

Sin duda, una buena parte de esos 275 euros de gasto medio por visitante se quedarán en las cajas de los establecimientos nocturnos.

Transporte, el otro gran beneficiado

Además de la hostelería y la restauración, hay otro gran beneficiado por la feria: el transporte, tanto local como internacional. Más directamente afecta al transporte de proximidad: autobuses, taxis y VTC’s, que ya están viendo disparada su demanda.Los taxis y los vehículos de alquiler con conductor son, sin duda, las opciones estrella. 

Pero hay que tener en cuenta, cada vez más, las muchas opciones de movilidad alternativa: motos, bicis, coches e, incluso, patinetes de alquiler por horas o minutos. Para estas nuevas formas de transporte que han ido ocupando ciudades como Barcelona, el Mobile también será un momento para medir resultados.

Enorme demanda de mano de obra

Noticias relacionadas

Por último, es muy reseñable el impacto que el congreso tiene en el empleo. En el 2019, última gran referencia para evaluar la feria, el Mobile World Congress generó en Barcelona 14.000 puestos de trabajo temporales. La mayoría de estos empleos se dieron en el sector servicios: hoteles, restaurantes y otros establecimientos que refuerzan sus plantillas. Y, sobre todo, el propio evento necesita gran cantidad de personal: azafatas, guardias de seguridad, camareros, limpiadores, montadores, etc. 

Tanto el director general de GSMA, Mats Granryd, como el consejero delegado, John Hoffman, han recordado que el Mobile ha tenido un impacto económico de unos 5.300 millones de euros desde el 2005 y ha generado unos 141.000 empleos a tiempo parcial. Así, el Mobile es más que la mayor exhibición de tecnología del mundo. Es un verdadero impulso económico para la comunidad catalana. Para muchos, el mejor momento del año.