28 sep 2020

Ir a contenido

feria referente

El goteo de bajas deja al Mobile World Congress pendiente de un hilo

La organización, GSMA, evaluará el viernes si se celebra la muestra del 24 al 27 de febrero

Agustí Sala

Sucesión de bajas para el Mobile World Congress de Barcelona. En la foto, un cartel donde se enumeran las medidas de higiene en el congreso. / RICARD CUGAT / VÍDEO: EFE

Pendiente de un hilo. Y muy fino. El goteo de bajas para el MWC 2020, previsto en Fira de Barcelona del 24 al 27 de este mes, hace peligrar cada vez más su normal celebración, a pesar de los llamamientos a la calma de las Administraciones y agentes sociales.

El temor al coronavirus está empezando a afectar de forma seria a esta feria de móviles, la más importante del mundo. Con el pretexto de priorizar la salud de sus empleados y clientes como han hecho las que les han precedido,ayer mismo comunicaron que han optado por no asistir al evento de este año, las estadounidenses IntelCiscoFacebookMcAfee,  SprintAT&T y la china Vivo. Con estas ya son más de 20 las compañías que se han dado de baja.

Otras empresas (en total el salón cuenta con 2.800 expositores) mantienen por ahora su intención de participar, pero en algunos casos con delegaciones más reducidas, como es el caso del gigante chino Huawei o la coreana Samsung --de presentación este martes en San Francisco (EEUU)-, dos de los pesos pesados del sector.  

El consejo de GSMA, la patronal sectorial y organizadora de la feria, se reunirá el próximo viernes para evaluar la situación creada por las cancelaciones de firmas tecnológicas ante la crisis del coronavirus y determinar si sigue adelante con el evento.

Decisión

Aunque la reunión está prevista desde hace tiempo y se lleva cabo cada año unos días antes del MWC, en esta ocasión las deserciones de participantes, algunos de enorme peso, como la sueca Ericsson o marcas de primera fila como Amazon Sony hace que tenga una especial relevancia. En este sentido se espera que la organización tome una decisión al respecto, según fuentes del sector conocedoras de las conversaciones.

Sobre la mesa están cuestiones como la relación contractual entre los expositores y la organización o si la cancelación se debe o no a una causa de fuerza mayor (por ejemplo una declaración de emergencia sanitaria que las autoridades españolas no han declarado) que facilitan que las aseguradoras se hagan cargo de algunos de los costes, según fuentes del sector.

Mantener 

Hasta el momento, GSMA se ha mantenido firme en su intención de que se celebre la feria, que lleva 14 años en la capital catalana, donde ha contribuido a crear un ecosistema de 'start-ups' y empresas tecnológicas. En los últimos días, la organización se ha esforzado en anunciar distintas medidas para calmar los ánimos de las compañías, que van desde tomar la temperatura a los asistentes a impedir la entrada a quienes hayan estado en China menos de 14 días atrás, el periodo de incubación que ahora ha sido también cuestionado por el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Grandes operadoras como Telefónica, Vodafone u Orange han mantenido contactos informales en los últimos días para decidir qué hacer. En todo caso seguirán pendientes de cómo evolucionan los acontecimientos y cada una tomará su propia decisión, según fuentes del sector, informa Pilar Enériz. De lo que hagan estas compañías, integrantes de la propia GSMA, dependerá el desarrollo de la edición de este año del MWC. 

Telefónica, que es la anfitriona del certamen, mantiene por ahora sus planes, al igual que Orange que en todo caso «sigue de cerca la situación» porque asegura que «la salud y seguridad» de sus empleados es su «prioridad», informa Sara Ledo. Se da la circuunstancia de que el primer ejecutivo de la operadora francesa, Stéphan Richard, es a la vez presidente del consejo de GSMA.

Preparación de stands

En todo caso, los trabajos de preparación de infraestructuras y estands en la Fira en la Gran Via en los términos de Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat siguen con normalidad. A la espera de que la reunión del viernes, la GSMA está en contacto permanente con Fira de Barcelona y con las administraciones implicadas para garantizar que el MWC cuente con todas las medidas de prevención sanitaria necesarias para acoger un evento tan multitudinario como este.

Aunque GSMA estimó en 492 millones de euros el impacto económico de esta edición del Mobile y calculó que superaría los 110.000 asistentes, ya se da por hecho que será imposible alcanzar esas cifras. En 2019, el Mobile batió un nuevo récord de asistentes con unos 109.000 visitantes. Del total de participantes, GSMA calcula que los que proceden de China son entre 5.000 y 6.000, de los que aún se desconoce cuántos optarán por no volar a Barcelona ya que firmas como Huawei y ZTE han confirmado que vendrán, pero que incrementarán la presencia de su personal de Europa.