Ir a contenido

TENDENCIAS

Los móviles plegables invaden el Mobile World Congress 2019

Huawei, Samsung, TCL y otras firmas competirán en la nueva categoría de flexibles

Josep M. Berengueras

Concepto de móvil plegable de la empresa Royole mostrado en el Mobile World Congress de Barcelona.

Concepto de móvil plegable de la empresa Royole mostrado en el Mobile World Congress de Barcelona. / AFP / Lluis Gene

Corría el año 1996 cuando la entonces todopoderosa Nokia ponía a la venta el Nokia 9000 Communicator: por fuera parecía un teléfono móvil normal, pero el aparato se abría cual libro y, dentro, aparecía un teclado QWERTY en un lado y una pantalla LCD en el otro. Fue considerado el primer smartphone, y su precio rondaba las 300.000 pesetas (1.800 euros). Mucho ha llovido desde entonces (más de dos décadas), tanto para la propia Nokia como para el sector del móvil (ahora, de los smartphones). Pero este 2019, y en especial este Mobile World Congress (MWC), parece ser el del inicio de la era de los móviles plegables que recuperan el espíritu de aquel Communicator.

El mensaje que Nokia transmitió con el Communicator era que se trataba del dispositivo ideal para trabajar. Algo similar pasará con los móviles plegables, cuyo verdadero uso aún está por demostrar:¿es realmente útil un dispositivo con dos pantallas?¿Que aparezca una pantalla cuadrada sirve para alguna cosa? ¿Serán realmente resistentes a, por ejemplo, el roce con las llaves o las monedas?

Para resolver estas preguntas habrá que esperar algunos meses. Las principales compañías del sector han querido correr para ser las primeras en tener un móvil plegable presentado, pero a veces las prisas no son buenas consejeras: sí, llegar el primero puede marcar la diferencia, pero también puede causar frustración si, como está pasando, los anuncios se quedan en vitrinas y, por tanto, no se pueden comprobar las bondades de estos dispositivos que, desplegados, se asemejan más a una tableta que a un teléfono móvil.

Competencia

Samsung fue la primera en presentar su teléfono plegable. Lo hizo el pasado miércoles, fuera del Mobile World Congress (¿quizá precisamente para ser la primera?). El dispositvo en cuestión se denomina Samsung Galaxy Fold, y, para imaginarlo, hay que pensar en una Nintendo 3DS: plegado, ofrece una pantalla exterior de 4,6 pulgadas con la que se pueden realizar las acciones habituales de un móvil. Sin embargo, en el interior esconde una pantalla (cuadrada) de 7,3 pulgadas (por lo tanto, queda protegida). Permite la ejecución de varias tareas al mismo tiempo, e incorpora hasta seis cámaras de fotos. «Empieza una nueva era», destacó DJ Koh,  presidente y consejero delegado de la división de móviles en Samsung Electronics. Costará, eso sí, 1.980 dólares, y saldrá a la venta el 26 de abril.

Huawei desveló ayer el Mate X, su (también) primer teléfono plegable. Aunque el concepto es el mismo, la ejecución es diferente:en este caso, la pantalla doblable no está en el interior del dispositivo, sino que es la exterior. Ello implica que será recomendable el uso de una funda, para evitar malos mayores. En cualquier caso, el diseño es algo diferente al de Samsung, pues la pantalla en este caso es mayor (Oled frontal de 6,6 pulgadas, y trasera de 6,38; al abrirlo, se transforma en una pantalla cuadrada de 8 pulgadas). «Es el plegable más rápido del mundo», destacó Richard Yu, consejero delegado de la división de consumo de Huawei. De hecho, el dispositivo incorporará también un módem 5G. Eso sí, su precio escalará hasta los 2.399 euros cuando salga al mercado, alrededor de a mitad de año.

Estos dos gigantes competirán por un incipiente mercado de móviles plegables, mientras otras firmas se guardan sus apuestas para más adelante. Es el caso de Xiaomi, que ayer no dijo ni pio de su móvil plegable en la presentación de novedades, aunque hace unas semanas el presidente de Xiaomi colgó un vídeo usando un prototipo del dispositivo (en este caso, tipo tríptico).

TCL (Blackberry y Alcatel) también mostró en la jornada previa al MWC sus prototipos de móviles doblables. En este caso, la firma no solo apostó por el móvil plegable con pantalla cuadrada, sino también por uno rectangular doblable, es decir, que al doblarse es un móvil cuadrado. En estos casos, la firma solo mostró prototipos que, probablemente, no llegarán al mercado hasta el próximo año. Otras firmas, como LGoptaron por diseños alternativos. En el caso de la surcoreana, lo que mostró es un complemento (Dual Screen) en forma de funda con pantalla incorporada: es decir, al insertar el móvil LG V50, se tiene una doble pantalla.

En el congreso se verán más anuncios de dispositivos plegables. Lo que no se podrá ver aún es la reacción de los consumidores ante esta nueva categoría.