Ir a contenido

EDUCACIÓN

'Friki-educadores' para la generación digital

Los profesores aprenden y comparten en el Mobile World Congress cómo utilizar la tecnología en clase / Los 'makers' son el nuevo modelo educativo

CARMEN JANÉ / BARCELONA

Jóvenes participantes en el festival YoMo.

Jóvenes participantes en el festival YoMo. / ALBERT BERTRAN

Son ‘friki educadores’, ‘makers’ de la educación, “industry leaders” en terminología del Mobile World Congress. En definitiva, profesores vocacionales y apasionados de la tecnología que han compartido experiencias este miércoles en el Edu Hack, una iniciativa del programa M-Schools de la Mobile World Capital, Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y GSMA que ha acogido a 500 docentes de toda Catalunya.

“Hay que sacar la tecnología del aula de ordenadores, que parece más una oficina, e integrarla con otras materias”, era el mensaje que la investigadora Susanna Tesconi repitió a directores de centros, por la mañana, y a profesores por la tarde, y que el público había más que comprado.

‘Design Thinking’, tecnologías Agile, Lean startup... Términos que en otras áreas del congreso definen los procesos de trabajo de las startups, proponía Tesconi aplicarlos a los métodos educativos y a “enseñar aprendiendo”. “Los ‘makers’ tienen un sistema de trabajo en el que se crea y se juega con la tecnología para aprender de ella y crear artefactos significativos para la comunidad”, proponía.

A profesores acostumbrados a trabajar por proyectos y a evaluar competencias, esto no les sonaba demasiado extraño. Como a Alexis Constans, que enseña música en la escuela Vedruna de Barcelona, con recursos como Scratch, un popular programa para enseñar a programar a los niños. O a Óscar Amorós, profesor de tecnología en el IS Sant Andreu, que ha ido incorporando a alumnos cada vez más jóvenes a la robótica.

“Hay alumnos que si les dices que pueden usar el móvil en clase, desconfían. Y creen que hacer una app está fuera de su alcance, pero luego lo hacen y te sorprenden con su propuesta”, explica David Guerrero, profesor de tecnología en el Col·legi Sagrada Familia de Santa Perpètua de Mogoda, ganador de uno de los premios de M-Schools el año pasado. Una impresora 3D que han utilizado en clase “este año para hacer carcasas para llaves USB”.

Otros grupos de profesores presentaron propuestas educativas creados por ellos en los que han participado 1.700 alumnos en programas y que son accesibles desde la web Toolbox. Como uno de institutos de Cambrils y Altafulla con centros de educación especial de Amer y Mataró, que creaba vínculos entre los alumnos de la misma edad usando videoconferencias y avatares para acabar poniéndose caras en una gincama en Barcelona. O un proyecto de centros de Santa Coloma de Farners, Barcelona y Palau-Solità i Plegamans en el que los alumnos hacían de profesores digitales a los jubilados de un centro cercano. Todo para crear vínculos y reforzar la idea de comunidad. Como los ‘makers’.

0 Comentarios
cargando