29 oct 2020

Ir a contenido

Patrocina:

entrevista

Jesús Alonso Zárate: "La movilidad autónoma debe traspasar fronteras"

Jesús Alonso-Zarate es manager de la división de Tecnologías de la Comunicación del Centre Tecnològic de Telecomunicacions de Catalunya (CTTC).

Estel Estopiñán

Jesús Alonzo Zárate, mánager de la división de Tecnologías de la Comunicación del CTTC.

Jesús Alonzo Zárate, mánager de la división de Tecnologías de la Comunicación del CTTC.

Jesús Alonso-Zarate es manager de la división de Tecnologías de la Comunicación del Centre Tecnològic de Telecomunicacions de Catalunya (CTTC). Desde esta posición coordina el proyecto paneuropeo 5GCroCo, que tiene como misión estudiar la conectividad de la tecnología 5G en la movilidad a su paso por varios países, algo fundamental para el desarrollo del coche autónomo. 5GCroCo cuenta con la participación de 24 empresas e instituciones de siete países europeos, entre ellas, Mobile World Capital Barcelona.

- ¿Ganaremos mucho con el coche autónomo?

- Mucho, porque en primer lugar será más seguro. Habrá menos accidentes, menos muertes y menos heridos. También ganaremos en eficiencia, el consumo de energía será menor y habrá menos atascos. Finalmente, los pasajeros y el conductor ganarán comodidad. Como el coche se conducirá sólo podrán dedicarse a otras actividades de ocio, laborales o, simplemente, descansar.

- ¿Para cuándo esa autonomía?

- Yo creo que el camino aún es largo, no menos de diez o quince años, porque la renovación del parque automovilístico es lenta. Sin embargo, año tras año y gracias al desarrollo de la conectividad, vamos a ver como la automatización va llegando al vehículo hasta alcanzar la autonomía total. La tecnología para eso prácticamente ya la tenemos, pero debemos trabajar en adaptar también las infraestructuras, las normativas, los aspectos éticos, los sistemas de comunicación…

- Y 5GCroCo trabaja en este último punto…

- Necesitamos que la autonomía traspase fronteras para sacarle el máximo partido. Nuestra principal misión es probar que la conectividad que garantiza esa autonomía sirve en los diferentes países de la UE y que abarca a los vehículos entre sí, las infraestructuras y otros usuarios, como ciclistas o peatones. Para eso se creó en 2018 el consorcio público-privado 5GCroCo, que cuenta con financiación de la Comisión Europea, y que debe concluir sus trabajos en 2021, aunque nuestro proyecto aportará más cosas para hacer realidad el coche autónomo conectado a la tecnología 5G.

- Adelante.

- Vamos a desarrollar tres cosas que serán fundamentales en el futuro, como que el automóvil puede ser conducido remotamente de forma segura desde, por ejemplo, una oficina.

- ¿La segunda?

- Vamos a avanzar en la generación dinámica de mapas de alta resolución, que garanticen una conducción segura gracias a la detección en tiempo real de obstáculos y otras eventualidades en las carreteras. Los mapas se actualizan de forma continua y el coche tendrá información para ejecutar acciones de forma autónoma.

-¿Y tres?

- También avanzaremos en la comunicación continua entre los propios coches, de manera que puedan cooperar para hacer la conducción más efectiva, detectar obstáculos y, finalmente, evitar colisiones.

- ¿Qué papel juega Barcelona en este consorcio?

- En Barcelona haremos pruebas piloto, junto a Montlhéry (París), Múnich y Göteborg. El gran test lo efectuaremos en un corredor que atraviesa el oeste de Alemania con Francia y Luxemburgo. Desde Barcelona, además, se coordina el proyecto y de allí son cuatro socios destacados, el CTTC, la Fundación i2CAT, la empresa Worldsensing y Mobile World Capital Barcelona, que colabora en la difusión y en la generación de ecosistema.