Ir a contenido

Patrocina:

ENTREVISTA

Steve Boese: "El 'reskilling' requiere un acuerdo global"

Especialista en recursos humanos y tecnologías

Estel Estopiñán

Steve Boese.

Steve Boese.

Steve Boese organiza el principal congreso sobre recursos humanos y tecnología y su 'podcast' sobre gestión del talento es el más descargado del mundo. Colabora con Barcelona Digital Talent y advierte que debemos actualizar nuestras habilidades como profesionales en la era digital y, además, hacerlo cada cinco años. 

Según el World Economic Forum, la mitad de los trabajadores necesitaremos un 'reskilling' en el 2022. Es un reto ambicioso y costoso…  Y muy complejo. Por eso requiere un acuerdo global entre las empresas, las instituciones de educación, los gobiernos y las autoridades relevantes, que deberían estar invirtiendo en las habilidades de su población. Además, cada persona tiene la responsabilidad de su propio desarrollo para seguir siendo exitoso y productivo. Si calculas el coste, todos estos grupos se señalarán entre ellos para decidir quién debe hacerse cargo, aunque sepan exactamente cuál debería ser la formación y las habilidades que se necesitan.

¿Cuáles son estas nuevas habilidades?  Le pondré un ejemplo: he pasado por un McDonald’s y todo el mundo pide la comida a través de una pantalla. Detrás hay personas para programar el software y alguien de marketing pensando cómo vender la mayor cantidad de productos. Así que es importante tener una habilidad específica para construir la interfaz, pero es más importante que las empresas entiendan cómo estas tecnologías les ayudarán a conseguir sus objetivos.

Por lo tanto, no solo necesitan recalificarse los profesionales del sector TIC… Eso creo. Imagine que tiene una reunión con su asesor financiero. Antes, perdía mucho tiempo haciendo gráficos, informes… Ahora tenemos tecnologías que generan esa información con solo pulsar un botón. El asesor tiene más tiempo para valorar cuáles son las recomendaciones del informe y hablar con el cliente de persona a persona, añadir el valor que solo una persona puede transmitir. Quizás él también deberá mejorar las habilidades comunicativas, que van a ser muy importantes en el futuro.

Ante este panorama, ¿qué recomendaría a un trabajador de más de 50? Que no tenga miedo. Que tenga voluntad de extender su mano en la empresa y de aprender y probar cosas nuevas. Y que tampoco pierda el foco del valor que aporta a la empresa. Se trata de tener voluntad, estar dispuesto al cambio, ser curioso y querer compartir conocimiento.

El 75% de los trabajos del futuro aún no existen. ¿Qué le recomendaría estudiar a su hijo? Sean cuales sean las tecnologías del momento, es muy probable que cambien. Es inútil decirle a un niño de 10 años que estudie algo en concreto. Pero si aprende un lenguaje de programación, por ejemplo, es probable que en el futuro sea capaz de reaprender esa capacidad con nuevas herramientas. A parte, lo que va a perdurar son cosas que un ordenador no puede aprender: habilidades comunicativas, empatía, saber escuchar…Yo quiero estar seguro de que mi hijo también se concentra en estas cosas. 

La tecnología ha entrado de lleno en los departamentos de recursos humanos. ¿Un algoritmo decidirá si me contratan? Nos estamos acercando. Ha habido una gran inversión en innovación para el proceso de reclutamiento: desde identificar potenciales candidatos con LinkedIn, a analizar todo lo que está disponible en internet para determinar si la persona es adecuada para un rol. Otras herramientas buscan en un currículum ciertas palabras y si coinciden con la descripción del trabajo, hacen un match. Esto ha avanzado con tecnologías más inteligentes que no solo buscan palabras clave, sino patrones y una relación semántica. Pero no conozco a nadie que se fíe completamente de estas herramientas para tomar la última decisión.