Ir a contenido

Patrocina:

Luca de Montis, de gestor hotelero a programador web

Luca de Montis: "Barcelona me abrió la puerta al desarrollo tecnológico"

Estel Estopiñán

Luca de Montis.

Luca de Montis.

Las Code Academies abren la puerta de la programación a profesionales no digitales y ofrecen la posibilidad a estos perfiles de redirigir su carrera profesional. Es el caso de Luca de Montis, un joven talento italiano que se formó en la Escuela Hostelera de Lausanne, y que conoce de primera mano en qué consiste la gestión integral de restaurantes de lujo por su experiencia en el mercado francófono. Su llegada a Barcelona, le permitió recuperar su pasión por la programación y, tras un curso intensivo, dio un giro a su carrera profesional y, sin moverse del sector hostelero, comenzó a programar. De Montis es uno de los ejemplos que pondrá cara a Barcelona Digital Talent, una nueva alianza para fomentar el talento digital en Barcelona de mano de MWCapital y otras instituciones del ámbito de la innovación empresarial.

-De la hostelería a la programación, ¿en qué momento te planteas este cambio? Siempre me ha interesado el mundo de la restauración y la gestión de restaurantes, por eso, cursé mis estudios en este sentido. Pero, al mismo tiempo, siempre me ha interesado todo lo relacionado con la tecnología, en concreto, con la programación y tenía claro que antes o después me dedicaría a ello.

-Y elegiste Barcelona… Sí, Barcelona me abrió la puerta al desarrollo tecnológico. Hoy en día, en Barcelona existe una gran oferta de cursos de programación, se conocen como Bootcamp. Son cursos muy intensivos, que duran aproximadamente 9 semanas, y, una vez finalizas esta formación, puedes entrar en el mundo laboral de forma muy rápida.

-¿Cómo de rápido? Mi círculo de contactos no ha tardado más de tres meses en encontrar un trabajo o en emprender un proyecto en el que desarrollarse profesionalmente.

-¿Y en tu caso? En mi caso incluso antes. Conocí a mi actual jefe mientras cursaba mis estudios en programación en la escuela Le Wagon, y juntos hemos desarrollado una plataforma, Amenities, que ofrece al sector hotelero la posibilidad de crear su propia página web sin conocimiento informático alguno. Es algo simple y moderno y ya tenemos clientes en España, Francia, Italia, Inglaterra y África.

Como aprender un idioma

-Pero aprender a programar no es fácil... Para mí, aprender a programar es como aprender un idioma nuevo, pero poniéndole un poco de matemática y de lógica. En mi familia somos políglotas, así que para mí el aprendizaje de un idioma nuevo es algo divertido, y la programación es un idioma más.

-¿Qué te enseñan en tan poco tiempo? El idioma. Son cursos muy intensivos, y cuando lo estás finalizando, en las dos últimas semanas, te dan la posibilidad de crear tu propio proyecto y te das cuenta de las oportunidades que te da la tecnología y de lo que puedes llegar a hacer.

-¿Y qué puedes llegar a hacer? En mi caso, y teniendo en cuenta que conozco los problemas que tienen los hoteleros, he podido utilizar la programación y el desarrollo tecnológico para mejorar la gestión de los espacios de restauración.

-¿Es la programación una nueva vía laboral para los jóvenes? Totalmente. Al final, te das cuenta de que, en general, siempre se estudia lo mismo (derecho, economía…) y una vez que acaban su carrera o su formación profesional, no encuentran trabajo. No está extendido que apostemos por otros trayectos de vida como puede ser el de la
programación y la verdad es que hoy en día los programadores se necesitan por todos lados.

Temas: Emprendedores