Colabora:

Mejora urbanística en Sants

El Ayuntamiento da vía libre al proyecto del futuro parque de Can Batlló

El proyecto costará 24,8 millones y prevé una zona verde de 26.000 metros cuadrados

Derribo en Can Batlló, este verano.

Derribo en Can Batlló, este verano. / SERGI CONESA

Se lee en minutos

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha dado vía libre al proyecto de futuro parque de Can Batlló, en el distrito de Sants, que contará con un gran bosque y un canal gracias a un proyecto que prevé naturalizar inicialmente 26.000 metros cuadrados de zona verde. Según un comunicado del consistorio, con la aprobación del proyecto se abre el periodo de exposición pública para que la ciudadanía pueda consultarlo y presentar alegaciones, tras lo cual se adjudicará con el fin de que los trabajos, que durarán unos 14 meses. Se espera el inicio de la actuación urbanística entre finales de este año e inicios del 2022.

La inversión total prevista es de 24,8 millones de euros, de los cuales 12,3 millones serán en una primera fase, monto que incluye los 5,2 millones que aportarán los propietarios de las parcelas privadas en concepto de cargas urbanísticas asociadas.

El nuevo parque, ubicado en el antiguo recinto fabril del barrio de la Bordeta, contará con un bosque de especies autóctonas y una zona acuática que lo recorrerá longitudinalmente, así como con una gran explanada central y una zona amplia cercada para perros.

Más adelante, también se construirá una área de juegos infantiles al lado de la futura escuela de la calle Parcerisa, un 'skatepark', un espacio con anfiteatro y una fuente ornamental. 

Noticias relacionadas

En cuanto a la combinación de zonas construidas y zona verde, está previsto que parte de las fachadas de los bloques 9 y 12, actualmente en proceso de demolición, se conservarán para integrarlas como elementos de jardín, instalando en el interior las pistas deportivas y juegos infantiles respectivamente y abriéndolas como espacio de paso y tránsito. Asimismo, se instalarán sistemas para el crecimiento de plantaciones de enredaderas en los espacios interiores, en pilares, y paredes. La gran explanada central se configurará como un gran prado arbolado con caminos y con una vegetación más baja para que se puedan seguir viendo las fachadas de las naves rehabilitadas.

En una segunda fase de ejecución está prevista la urbanización del parque con la apertura de viales y plazas. El proyecto prevé en esa fase una segunda área de juegos infantiles, que incluye la zona de 'skate', y una fuente de gran formato.