Ir a contenido

Colabora:

'TENIM DRETS, TEIXIM LLIBERTATS'

La metrópolis de Barcelona hablará de derechos humanos

Begues acogerá el próximo 30 de noviembre la cuarta edición del programa metropolitano de educación por la Ciudadanía Global desde el mundo local

El Periódico

Acción medioambiental del ’Tenim drets, teixim llibertats’.

Acción medioambiental del ’Tenim drets, teixim llibertats’. / AMB

Que el cambio climático sea actualmente una de las principales amenazas globales en nuestra sociedad no implica que no podamos luchar contra este fenómeno desde nuestras ciudades y barrios. Al contrario: lo local, lo que nos es cercano, es nuestra mejor arma para atajar lo global. 

Es cierto que entre todos hemos producido en los últimos diez años más plástico que en todo el siglo XX, o que cada minuto se tira a los océanos el equivalente a un camión cargado de productos de plástico, que supone unos ocho millones de toneladas al año -con sus correspondientes componentes tóxicos capaces de provocar enfermedades respiratorias o gases de efecto invernadero y su correlativo sobrecalentamiento global-. Sin embargo, esos datos globales son el resultado de sumar miles y miles de acciones que cada uno de nosotros realiza en su hogar, en su bar preferido con un grupo de amigos o en el trabajo: hoy en día encontramos plásticos en casi todos los productos que utilizamos diariamente, desde la industria textil hasta la alimentaria, pasando por los productos de limpieza o los fertilizantes de la agricultura y la ganadería.

Esa mirada de ciudadanía global, enfocada en cómo desde lo local se puede repercutir sobre lo global, es la que pretende implementar el servicio de Cooperació del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) en la cuarta edición de su programa metropolitano por los Derechos Humanos (DDHH) desde el mundo local, titulado ‘Tenim drets, teixim llibertats’ (TDTLL). “Su principal objetivo es promover la conciencia crítica y el compromiso con la ciudadanía en torno los conflictos globales”, apunta el AMB.

Acción artística del programa 'Tenim drets, teixim llibertats'. / AMB

Cita en Begues el próximo 30 de noviembre

Su nueva edición, dedicada a los derechos ambientales, concretamente al análisis y soluciones alrededor del plástico, dará el pistoletazo de salida el próximo 30 de noviembre en Begues, municipio que participará en esta edición junto con Corbera, Montcada i Reixach, la Palma de Cervelló, Sant Adrià de Besòs, Sant Climent de Llobregat, Sant Vicens dels Horts, Santa Coloma de Cervelló y Torrelles de Llobregat.

En el paseo de l’Esglèsia de Begues, a las 12:00 h, dará comienzo el 30 de noviembre una jornada que contará con la alcaldesa de Begues, Mercè Esteve i Pi, y con el vicepresidente de Cooperació del AMB, Ernest Maragall, como personalidades destacadas. Durante el acto tendrá lugar una mesa redonda en la que un responsable del AMB explicará el programa y  hará una valoración del ciclo pasado del TDTLL, dedicado a las personas refugiadas.

Asimismo, la alcaldesa de Begues, la regidora de Solidaritat y Cooperació, un responsable de Cooperació del AMB y participantes de ediciones anteriores debatirán sobre los principales retos ambientales vinculados al plástico en el ámbito metropolitano, con especial atención a cómo reducir los plásticos en el entorno de los mercados municipales. El acto culminará con el cierre del vicepresidente del AMB, Ernest Maragall, que asume el compromiso contra el cambio climático: “Las administraciones tenemos la responsabilidad de contribuir a la difusión y comprensión de qué está en juego desde la perspectiva de los derechos sociales e individuales, por ese motivo hemos elegido una acción encaminada a la convicción de que el uso de los plásticos debe desaparecer del todo”.

Al cierre de Maragall seguirá la interpretación de la canción de esta edición del programa y la performance artística ‘río de plástico participativo’, que visibilizará mediante el una representación de arte participativo las reflexiones de la jornada a través de un vídeo colectivo que resultará del acto, titulado ‘Què pots fer tu per reduir l’ús dels plàstics?’. 

Dos personas mayores, en una de las ediciones del 'Tenim drets, teixim llibertats'. / AMB

Un programa de largo alcance

‘Tenim drets, teixim llibertats’, que ahora llega a su cuarta edición, es un programa que el AMB ha impulsado ya en tres ocasiones, cada una con unos mil participantes: la edición 2016-2017, dedicada a los Derechos Humanos de las personas refugiadas en general; la edición 2017-2018, centrada en personas refugiadas y sostenibilidad ambiental; y la edición 2018-2019, enfocada en el derecho al agua de las personas refugiadas. 
Durante las tres primeras ediciones, en las que han participado once municipios metropolitanos, se han desarrollado 168 acciones de las que han sido partícipes unos 78 grupos locales.

“En los últimos años hemos conseguido que participasen grupos que normalmente cuesta que participen en temas sociales o ambientales, y lo hemos conseguido porque hay propuestas muy atractivas como un taller mural”, explica la técnica de un consistorio. 

Entre los citados “grupos”, el AMB estima que los grupos musicales suponen un 17% del total de participantes, los centros educativos un 16%, y el resto de actores implicados se repartan entre centros de personas mayores, grupos de mujeres, casales de jóvenes, educación en el tiempo libre, grupos de solidaridad o ‘grupos diversos’, un conglomerado heterogéneo en el que hay desde centros excursionistas hasta clubes deportivos u otros centros lúdicos.

Actores implicados en el programa 'Tenim drets, teixim llibertats'. / AMB

Los aprendizajes

Ahora bien, más allá de qué tipo grupos sociales han participado del programa, ¿cuáles han sido sus aprendizajes concretos en las tres ediciones del ‘Tenim drets, teixim llibertats? Una de las conclusiones más importantes que extraen quienes han sido parte de la experiencia son los cambios en el discurso en relación a los DDHH tanto de la ciudadanía como de los equipos de gobierno y técnicos de ayuntamientos. Así lo corrobora la técnica de un ayuntamiento participante en el TDTLL: “Al principio los participantes hacían comentarios como ‘vienen a quitarnos el trabajo’, pero después de trabajar el tema se dan cuenta de que no vienen aquí a quitarnos el trabajo”. 

Desde el punto de vista de las administraciones locales que han sido parte del programa, los técnicos municipales intervinientes reseñan la importancia de que, a partir del soporte y los recursos del AMB -técnicos, humanos y económicos-, los consistorios hayan podido impulsar acciones de educación por la ciudadanía global en sus municipios que, en caso de no contar con esos recursos, no hubieran sido viables, puesto que “antes de este programa, nuestra actuación en la concejalía de Cooperació se limitaba a  tener una partida que destinábamos a un proyecto de emergencias”, admite una técnica, a la que secunda el integrante de otro equipo de gobierno: “El programa ‘Tenim drets, teixim llibertats’ nos ofrece recursos formativos de los que el municipio no dispone”.

Recursos que, como muestra la experiencia de algunos consistorios, también tienen incidencia política: por ejemplo, el Ayuntamiento de Sant Climent de Llobregat aprobó un manifiesto municipal a favor de los derechos al refugio, y en Begues se promovió un proyecto de cooperación coordinada con el AMB.

Es hora de actuar

Ernest Maragall

Vicepresidente de Relaciones Internacionales y Cooperación del
Àrea Metropolitana de Barcelona


El choque climático y cómo afrontarlo es el gran reto del siglo XXI. Ya sufrimos sus consecuencias, que aumentarán si no actuamos decididamente. La emergencia ambiental es real. Pero la crisis climática es también una crisis social. Las administraciones tenemos la responsabilidad de hacer todo lo posible para detenerla y proteger los derechos humanos y ambientales.

Unos derechos reconocidos por Naciones Unidas y destinados a proteger el bien preciado que supone el medioambiente. Un objetivo imprescindible que requiere de acciones por parte de gobiernos, sector privado y sociedad civil. Hoy cobra más sentido que nunca la máxima “piensa globalmente, actúa localmente”. Es clave trabajar en la construcción de una mirada transformadora de la sociedad a través de la concienciación.

Es el objetivo del programa ‘Tenim Drets, Teixim llibertats’. Trabajamos con ayuntamientos metropolitanos, fortaleciéndolos para alcanzar un cambio de discurso. Lo hacemos a través de una pedagogía innovadora, con acciones artísticas que implican a colectivos alejados de la cooperación. Esta vez el programa aborda el uso y abuso de los plásticos, cada vez más presentes y con nefastas consecuencias para la salud. No podemos inhibirnos ni poner excusas. Es hora de actuar.

El trabajo es ingente y la meta ambiciosa. Desde el AMB trabajamos con la colaboración en red que demanda la realidad metropolitana. Con la responsabilidad y la exigencia de una institución supramunicipal, impulsando cambios y trabajando para hacerlos realidad.