Ir a contenido

Colabora:

INTERNACIONALIZACIÓN DEL PROGRESO URBANÍSTICO

Afrontando los retos de Quito

El AMB lidera un workshop sobre los grandes desafíos globales de las áreas metropolitanas

Anna Rocasalva

Conjunto de áreas metropolitanas y ciudades que participan en el workshop del AMB del próximo 13 y 14 de noviembre.

Conjunto de áreas metropolitanas y ciudades que participan en el workshop del AMB del próximo 13 y 14 de noviembre.

El proceso de urbanización mundial es una dinámica estable y creciente. Según la ONU, en menos de un siglo, casi cuatro mil millones de personas vivirán en áreas urbanas. Y las regiones hoy en día rurales comenzarán a transitar hacia este objetivo, liderando una de las mayores transformaciones en la historia, con todas las ventajas y desventajas que conlleva. 

Lograr un desarrollo sostenible, social y económico son los principales desafíos que enfrentan las áreas metropolitanas mundiales. Hay que proporcionar a las metrópolis las herramientas financieras, legales y políticas adecuadas para construir sociedades más justas e inclusivas. 

En este sentido, el Área Internacional y Cooperación del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), liderará un seminario, el pròximo 13 y 14 de noviembre, para explicar cuáles son las aportaciones del AMB en este debate de primera magnitud y compartir y aprender de las experiencias de otras metrópolis del mundo.

LOS GRANDES RETOS

«Los problemas de todas las áreas metropolitanas del mundo son compartidos pero la forma de resolverlos no», explica el vicepresidente del Área Internacional y Cooperación del AMB, Alfred Bosch. 

Actualmente, las grandes urbes se enfrentan al desafío de la cohesión social. Existen grandes desigualdades, no sólo en relación con el ingreso per cápita, sino también con el acceso a servicios y bienes (educación, salud, vivienda, agua potable, alimentos, electricidad, etc.). Tampoco hay una verdadera igualdad de oportunidades: varía según el origen social, el género, el país de nacimiento y el grupo étnico, por nombrar algunas variables. 

Garantizar la cohesión social es un desafío para todas las áreas urbanas del mundo. Esta voluntad adquiere un renovado interés después de la aprobación de la Nueva Agenda Urbana surgida de la Conferencia Hábitat III celebrada en Quito en octubre de 2016.

Las cuestiones medioambientales son el segundo problema en las metrópolis. La Conferencia de Río en 1992 ya advirtió sobre la importancia de la sostenibilidad, y desde entonces se han desarrollado otras iniciativas, como la Conferencia del Cambio Climático (COP21), para reducir los desechos urbanos, reciclar y producir energía limpia. 

Sin embargo, las emisiones de CO2 no han disminuido y la calidad del medioambiente ha empeorado en el aire, el agua y el suelo. Y las muertes prematuras por contaminación están empezando a convertirse en un indicador de un problema que requiere acción global y no solo local.

Los próximos 20 años serán fundamentales para encontrar nuevos modelos de producción y consumo y liderar la transición hacia áreas urbanas más sostenibles. «Los países medioambientalmente más sostenibles son también los que tienen más cohesión social - afirma Bosch - Esto es una lección ya sabida pero lo más difícil es aplicarla en la realidad». «Y, desde Barcelona, trataremos de explicar cómo lo estamos haciendo», añade.

EL  WORKSHOP

«El workshop sobre la contribución de las ciudades y las áreas metropolitanas quiere ser un taller de debate sobre la aplicación de las conclusiones de Hábitat III», describe el director del Área Internacional y Cooperación del AMB, Oriol Illa. Esos grandes principios que, obedeciendo la Agenda Urbana y las directrices de COP21, las urbes deben tratar de aplicar y traducir en realidades concretas. 

El workshop estará liderado por el ente metropolitano y 45 expertos mundiales en la materia, como el exMinistro de Vivienda y Planificación Urbana de Algeria, Farouk Tebbal; la representante del Laboratorio de Sustentabilidad Urbana del Wilson Center, Allison Garland; o el secretario de la región metropolitana de Dakar, Rahmatouca Sow Dieye.

El taller también contará con la participación de representantes de 20 metrópolis del mundo como Washington D.C.(USA), Guangzhou (China), Bruselas (Bélgica), Johannesburgo (Sudáfrica), o Berlín (Alemania), entre otras.

El 13 de noviembre, después de una sesión pública en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, se realizará una reunión conjunta en la sede del AMB para plantear los temas generales, que serán discutidos en profundidad en sesiones posteriores. Por ejemplo, se debatirà sobre la implementación de la Nueva Agenda Urbana y las capacidades de los gobiernos locales para enfrentar los desafíos actuales. 

El segundo día del taller estará dedicado a discutir los principales retos metropolitanos como la sostenibilidad, planificación urbana, cohesión social, competitividad y desarrollo local. Y, al final del día, los participantes se reunirán en una sesión plenaria.

«El workshop es un primer taller preparatorio del congreso internacional que tenemos previsto celebrar en mayo de 2018 - aclara Illa - Y, de esta forma, convertir el área metropolitana de Barcelona en un referente mundial». Y es que el territorio metropolitano quiere seguir siendo un modelo de pensamiento urbano como ya lo ha sido desde hace más de un siglo. 

Un urbanismo moderno que empieza con el Pla Cerdà, en el 1860, que fue de los primeros en defender la sostenibilidad y la igualdad social de una gran ciudad, y que sigue con una larguísima tradición de pensamiento y teoría urbana con Le Corbusier y el proyecto olímpico. «Queremos aprovechar todo este legado y seguir siendo un centro de intercambio de pensamiento sobre las ciudades para aprender y ofrecer lo que tengamos», concluye Bosch.

0 Comentarios
cargando