Ir a contenido

Colabora:

Una alternativa sostenible

Antonio Poveda

La T-Verde Metropolitana ya es una realidad. La iniciativa, que nos permitirá traspasar definitivamente usuarios del vehículo privado al transporte público y nos ayudará a impulsar un verdadero cambio de hábitos en la movilidad diaria. Celebramos que la Generalitat haya dado su apoyo a este nuevo título que inicialmente ideamos desde el AMB y que lo haga extensivo y válido más allá de los 36 municipios metropolitanos.

Gracias a esta implicación y a la integración del título bajo el paraguas de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), permitiremos a los usuarios moverse de manera gratuita e ilimitada por las 6 zonas de transporte que forman parte de la ATM de Barcelona. Sin duda, un gran beneficio que, además, pone de manifiesto la ejecución de las medidas aprobadas el 31 de enero por el AMB para combatir la contaminación atmosférica.

La unión de todos los actores implicados en la movilidad debe permitirnos alcanzar los ambiciosos compromisos que nos hemos marcado. Todo, con el fin último de reducir los riesgos y problemas de salud generados por la contaminación atmosférica, tal y como nos recuerda continuamente la comunidad científica y la Unión Europea. Recordemos que los vehículos antiguos són los más contaminantes.

La T-Verde representará aún más, si cabe, una alternativa real al vehículo privado en el momento en que empezamos a aplicar las restricciones de circulación de vehículos contaminantes en las zonas de bajas emisiones (ZBE) del ámbito de las rondas de Barcelona. A partir del 1 de diciembre de este año, en episodios de contaminación, y a partir de 2020, de forma permanente.

Antoni Poveda, Vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB

0 Comentarios
cargando