Ir a contenido

Colabora:

TRIBUNA

Conexiones de calidad

Antonio Poveda

Demasiado a menudo damos por hechas las cosas que funcionan. Pasan desapercibidas porque contamos con ellas en nuestra vida cotidiana de una manera casi inconsciente. Así es, sin duda, en los servicios de transporte público que gestiona el AMB. Hablamos de metro, taxis, autobuses y servicios para bicicletas, también de las políticas de movilidad sostenible y de lucha contra la contaminación atmosférica que están detrás de cada servicio. Se trata garantizar la movilidad sin renunciar a nuestras ambiciones medioambientales y de calidad de vida.

El aeropuerto de El Prat merece una consideración especial. Esta infraestructura de primer nivel, con cerca de 40 millones de usuarios al año, conecta la gran Barcelona con el resto del mundo. El buen funcionamiento de este gran hub de comunicaciones requiere de potentes conexiones con los núcleos urbanos de su entorno que, sin embargo, generan impactos negativos que hay que reducir, sobre la calidad del aire.

AMB asume el reto de conseguir vehicular la mayor parte del flujo de movilidad que genera la zona aeroportuaria a través de una potente oferta de transporte público de calidad. El reciente refuerzo y ampliación del servicio de Nitbús al aeropuerto y la puesta en marcha de la L-9 del metro son ejemplos de esta estrategia. También estudiamos la posibilidad de ampliar a 24 horas el servicio de Aerobús. En definitiva, acciones encaminadas a convertir el transporte público en la primera opción entre los viajeros y trabajadores que se desplazan a diario al aeropuerto.


VICEPRESIDENTE DE TRANSPORT I MOBILITAT DEL AMB

0 Comentarios
cargando