Fauna en peligro

El incierto futuro del desmán ibérico: una joya evolutiva a un paso de la extinción

Los expertos alertan de que la especie desaparecerá en un plazo de entre diez y treinta años si no se adoptan medidas urgentes

Un ejemplar de desmán ibérico, especie en peligro de extinción

Un ejemplar de desmán ibérico, especie en peligro de extinción / Pinterest

Ramón Díaz

Ramón Díaz

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Pese a su pequeño tamaño –los adultos miden en torno a 12 centímetros y pesan unos 55 gramos– el desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) es una de las especies más impresionantes del planeta, una joya de la evolución. Pero está en franco peligro de extinción. Tan delicada es su situación que quienes mejor la conocen creen que podría desaparecer en un plazo de entre diez y treinta años si no se adoptan medidas urgentes para evitarlo.

Este micromamífero de costumbres semiacuáticas, endémico de la Península ibérica, solo sobrevive ya en su mitad septentrional, desde el Norte de Portugal y Sistema Central hasta los Pirineos (en sus dos vertientes, incluida Andorra), pero en siete áreas relictas aisladas, restos de una distribución continua en el pasado, probablemente hace unos 2.000 años.

Por tratarse de un animal que se encuentra en bajas densidades, que depende de aguas de buena calidad y que presenta peculiares características biológicas, se enfrenta a graves amenazas, tanto globales (cambio climático) como locales (contaminación, uso inadecuado del agua y barreras físicas construidas por el ser humano).

Ejemplar de desmán ibérico.

Ejemplar de desmán ibérico. / © David Pérez (DPC) , Wikimedia Commons, Licencia cc by sa 4.0

El desmán ibérico está incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. La distribución de la especie ha disminuido notablemente en las últimas décadas. Por ello, el Grupo de Trabajo del Desmán Ibérico, dependiente del Comité de Flora y Fauna Silvestres elaboró la Estrategia de Conservación, que fue aprobada en 2013 por la Comisión Estatal y por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

Este documento identifica y describe las presiones y amenazas que sufre el desmán ibérico. En primer lugar señala la pérdida de hábitat, causada por la creación de barreras artificiales, la detracción del caudal de los ríos, el deterioro del lecho fliuvial, la contaminación del agua, la pérdida o degradación de la vegetación de ribera y la construcción de infraestructuras.

El grave impacto de las sequías

El cambio climático también afecta de manera negativa a la especie porque propicia la disminución del hábitat disponible. "Las sequías, en parte vinculadas a este calentamiento, han afectado de manera muy negativa en el pasado, y es muy posible que se acentúen en el futuro", recoge el texto.

La depredación es otra de las causas del declive de las poblaciones de desmán ibérico. De un lado, por el enorme impacto de especies exóticas invasoras, como el visón americano (Neovison vison) o el mapache (Procyon lotor). Y por otro, por la posibilidad de que el calentamiento del clima provoque que nuevos depredadores generalistas colonicen áreas a mayores altitudes, lo que podría aumentar la vulnerabilidad de poblaciones de desmán presentes en cabeceras de arroyos de montaña.

Ejemplar de desmán ibérico.

Ejemplar de desmán ibérico. / Guardia Civil

La mortandad accidental es otro de los peligros a los que se enfrenta el desmán ibérico. La provocan, principalmente, las infraestructuras hidráulicas(tubos, tuberías y canales instalados en cursos para la captación de agua o la producción hidroeléctrica) y la pesca ilegal de salmónidos mediante prácticas como el vertido durante el estiaje de lejía, cal viva y de otros productos de efecto similar o el uso de artes de pesca como los tresmallos.

Finalmente, la Estrategia identifica como causa determinante del declive de la especie la fragmentación de poblaciones, consecuencia derivada del impacto provocado normalmente por la suma de alguna de las amenazas anteriormente descritas, encontrándose muy relacionado con la fragmentación de hábitat.

La fragmentación de poblaciones supone un factor limitante, ya que dificulta la colonización de nuevas áreas, y llevaría a extinciones locales si no se actúa para eliminar las amenazas que actúan sobre esas poblaciones aisladas. Además, propicia la endogamia, otro de los grandes problemas del desmán ibérico.

Indicador de la salud de las aguas

Los estudios sobre el desmán ibérico, su distribución y la tendencia (decreciente) de las poblaciones sugieren una importante regresión de la especie en el conjunto del territorio español. Los seguimientos parciales realizados en algunas comunidades autónomas confirman este rápido declive. Algunos autores subrayan que ha perdido el 70% de la superficie que ocupaba a finales del siglo XX.

Área de distribución del desmán ibérico.

Área de distribución del desmán ibérico. / iucnredlist.org

Es un animal muy discreto y huidizo, por lo que resulta difícil de ver. Quizá por eso es uno de los grandes olvidados de la fauna ibérica. Se nutre principalmente de larvas acuáticas sensibles a la polución (larvas de tricópteros, plecópteros y efemerópteros) y de crustáceos. Por esta razón es un indicador de la limpieza y la salud de las aguas en las que habita.

Se trata de una especie muy territorial. Suelen formarse parejas estables, que controlan tramos de ríos de entre 200 y 400 metros habitualmente. Algunos autores sostienen que existen dos subespecies de desmán ibérico, una que habita la franja cantábrica y los Pirineos (Galemys pyrenaicus pyrenaicus), y otra que se distribuye por el Sistema Central (Galemys pyrenaicus rufulus). Otros científicos cuestionan esta división.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) destaca que la población de desmán ibérico está "severamente fragmentada" y prevé que la disminución de las lluvias provocada por el cambio climático podría propiciar su extinción en gran parte de la Península Ibérica. No existen estudios suficientes para estimar el número de ejemplares de desmán ibérico existentes.

El desmán ibérico –solo sobrevive uno de sus ‘parientes’, el desmán ruso– tiene parecidos con varias especies. La parte delantera del cuerpo es similar a la de un topo; las patas traseras parecen de rata, y el hocico es similar al de la musaraña. Su principal distintivo es su trompa, muy desarrollada, que utiliza para encontrar alimentos.

Detalle de la trompa de un desmán ibérico.

Detalle de la trompa de un desmán ibérico. / © David Pérez (DPC) , Wikimedia Commons, Licencia cc by sa 4.0 copia

Estrategia para la conservación del desmán ibérico: https://www.miteco.gob.es/content/dam/miteco/es/biodiversidad/publicaciones/estrategias/pbl_estrategia_desman_tcm30-197287.pdf

…………….

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es