Secretario de ONU

Guterres: "Los combustibles fósiles no tienen sentido político o económico"

El secretario general de Naciones Unidas riñe a las grandes economías por la expansión de los combustibles fósiles

António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, durante una comparecencia.

António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, durante una comparecencia. / LISA LEUTNER / REUTERS

2
Se lee en minutos
Valentina Raffio
Valentina Raffio

Periodista.

Especialista en ciencia, salud y medio ambiente.

Escribe desde Barcelona.

ver +

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha vuelto a reñir a las principales economías por el riesgo que supone la expansión de los combustibles fósiles. "Ustedes representan las mayores economías y también los mayores emisores del mundo. Su primer deber es proteger a las personas. Y nada podría ser más claro que el peligro de la expansión de los combustibles fósiles", ha afirmado Guterres durante su intervención de este viernes en el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima. "Incluso a corto plazo, los combustibles fósiles no tienen sentido político o económico", ha exclamado.

El portavoz de Naciones Unidas ha criticado duramente las presiones que la industria del gas, el petróleo y el carbón ejercen sobre los gobiernos y las economías. "Parece que los productores de combustibles fósiles tienen a la humanidad agarrada por el cuello", ha argumentado Guterres. En este sentido, el mandatario ha comparado esta presión con "las mismas tácticas escandalosas que las grandes tabacaleras usaban hace décadas". "Igual que ocurría con la industria del tabaco, el lobby de los combustibles fósiles y sus cómplices financieros no deben escapar a la responsabilidad", ha denunciado.

"Parece que los productores de combustibles fósiles tienen a la humanidad agarrada por el cuello"

"Durante décadas, la industria de los combustibles fósiles ha invertido mucho en pseudociencia y relaciones públicas, con una narrativa falsa para minimizar su responsabilidad en el cambio climático y socavar las políticas climáticas ambiciosas", ha denunciado Guterres durante una de las principales convenciones globales sobre energía.

Crisis climática y guerra

El foro de este año ha quedado marcado, como no podía ser de otra manera, por dos temas principales: la crisis energética y la elevada inflación provocada por el actual contexto geopolítico. En relación a ello, Guterres ha argumentado que estos problemas no pueden convertirse en una "excusa" para dejar la acción climática de lado. "Tanto la inflación como el aumento de los precios de la gasolina tienen que ver con la crisis de combustibles fósiles. Sin una acción climática más audaz, estos y otros problemas relacionados son solo la punta de un iceberg que se derrite rápidamente", ha denunciado.

"Los cálculos son sencillos. El modelo actual de crecimiento infinito en un mundo de recursos finitos generará un triple golpe de inflación, caos climático y conflictos", ha defendido Guterres. "La solución es igualmente clara: tenemos infinitos recursos a nuestra disposición cuando se trata de necesidades energéticas. El viento, el sol y las mareas nunca se acaban", ha añadido en pro de la transición energética hacia las energías renovables.

"El modelo actual de crecimiento generará un triple golpe de inflación, caos climático y conflictos"

Noticias relacionadas

El portavoz de Naciones Unidas ha propuesto así un plan de cinco puntos para una "revolución energética" global. La estrategia contemplaría desde clasificar las energías renovables como un "bien público global" disponible gratuitamente, ampliar y diversificar las cadenas de suministro, cambiar los subsidios fósiles a las energías renovables, acelerar la burocracia para acelerar la aprobación de estos proyectos y triplicar las inversiones públicas y privadas en energías renovables hasta llegar a cuatro billones de dólares al año.

"La crisis climática es nuestra emergencia número uno. Y las energías renovables son el plan de paz del siglo XXI", ha concluido Guterres.