Ir a contenido

ASIGNATURA PENDIENTE DE LA LUCHA CONTRA EL CALENTAMIENTO

Líderes mundiales urgen a adaptarse a los impactos del cambio climático

Llaman a proteger las costas, crear alertas frente a tormentas o un agricultura resistente a las sequías

La inversión reportaría un beneficio de 7,1 billones de dólares según informe patrocinado por Ban Ki Monn y Bill Gates

Manel Vilaseró

Bahamas fue duramente castigada por el huracán Dorian.

Bahamas fue duramente castigada por el huracán Dorian. / Reuters

El cambio climático ya está aquí y algunos de sus efectos  impactan de modo devastador en forma de huracanes, incendios y sequías. Por eso es tan importante tomar "urgentemente" medidas de "adaptación", las hasta ahora grandes olvidadas de la lucha contra la crisis del clima. Así lo expresaron este lunes varios líderes mundiales durante la presentación simultánea en la red de un informe internacional que evalúa en 7,1 billones de dólares (6,4 billones de euros) el beneficio de invertir en esas políticas.

Una joven en Bangladesh escucha una sirena de advertencia de la llegada de un tifón y traslada a su familia a un lugar seguro. Un agricultor en Kenia utiliza una nueva variedad de maíz más resistente a la sequía. En Dinamarca, los ingenieros rediseñan las calles para frenar inundaciones. Un ejecutivo de negocios en Indonesia utiliza datos y mapas sobre el riesgo de la subida del nievel del mar para decidir sobre sus inversiones. Un municipio de Colombia pinta los techos de blanco para amortiguar el calor. Todos son ejemplos de medidas de adaptación en marcha citadas en la presentación del informe por Ban Ki Moon, exsecretario general de la ONU y copresidente  de la Comisión Mundial de Adaptación, la organización que lo ha elaborado.

"Se han tomado medidas brillantes, pero hasta ahora la respuesta ha sido enormemente insuficiente", señaló Ki Moon al respecto, al tiempo que recodordó como "la crisis climática está aquí, ahora, de forma masiva: los incendios forestales arrasan los hábitats frágiles, los grifos de las ciudades dejar de dar agua, las sequías queman la tierra y las inundaciones destruyen los hogares, las personas y los medios de vida".

Evitar daños

El informe sostiene que invertir 1,8 billones de doláres (1,6 billones de euros) dentre el 2020 y el 2030 en políticas de adaptación revertiría en esos beneficios netos de 7,1 billones de dólares. No sólo por "la evitación de daños futuros" que se produciría, sino por las "ganancias económicas vinculadas a la innovación" y  "las mejoras sociales y medioambientales adicionales".

Las decisiones deben tomarse en el corto plazo de 15 meses que faltan para la Cumbre del Clima de diciembre del próximo año, según el  documento, que identifica las cinco áreas dónde deben concentrarse las actuaciones: sistemas de alerta temprana, infraestructuras más resistentes, agricultura preparada para la disminución de precipitaciones con técnicas como el riego por goteo, la protección de los manglares e inversiones para proteger el aprovechamiento de los recursos hídricos.

El panorama que dibujan los expertos sobre los costos de no actuar son demoledores.  Sin adaptación, el aumento del nivel del mar y de las tormentas podrían forzar la evacuación de cientos de millones de personas de sus hogares en la costa, con un coste de 1 billón de dólares al año hasta el 2050. La personas que sufren escasez de agua pasarían de los 3.600 millones actuales a 5.000, la agricultura mundial podría perder un 30% de su rendimiento y 100 millones de personas de los países en desarrollo caerían en la pobreza de aquí al 2030.

Bill Gates

El otro codirector de la Comisión Mundial de Adaptación, el filátropo y fundador de Microsoft,  Bill Gates, destacó precisamente que "los más afectados por el cambio climático son los millones de pequeños agricultores y sus familias en los países en desarrollo, que luchan contra la pobreza y el hambre", lo habitantes de países que menos han contribuido a las emisiones de efecto invernadero.

"La mitigación y la adaptación van de la mano como dos componentes básicos igualmente importantes del Acuerdo de París sobre el cambio climático. La adaptación no solo es lo correcto, sino también lo inteligente para impulsar el crecimiento económico y crear un mundo resistente al clima", añadió el exsecretario general de la ONU.