Ir a contenido

AVISO PREVENTIVO

Catalunya se enfrenta a una nueva prealerta por contaminación

La Generalitat activa el protocolo ante el aumento de partículas en suspensión, la llegada de polvo de Sáhara y la poca dispersión atmosférica

El Periódico

Nube de polución sobre Barcelona, a finales de febrero de este año. 

Nube de polución sobre Barcelona, a finales de febrero de este año.  / ALBERT BERTRAN

El Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat ha activado un aviso preventivo ante un posible nuevo episodio de alta contaminación atmosférica en Catalunya. El fenómeno estaría relacionado con el aumento de partículas en suspensión, la llegada de polvo del Sáhara y la poca dispersión atmosférica.

Según informa la Direcció General de Qualitat Ambiental i Canvi Climàtic, este lunes se superaron los límites diarios de partículas en suspensión en cinco puntos de control del territorio. Se trata de las estaciones situadas en Barcelona (Eixample y Poblenou), Sant Vicenç dels Horts, Sant Adrià del Besòs y l’Hospitalet de Llobregat, en las que se detectaron valores superiores a los 50 microgramos por metro cúbico

A partir de ahora, las autoridades continuarán con un seguimiento exhaustivo de estas medidas y valorarán si activar el protocolo para un episodio de contaminación por partículas o desactivar la prealerta. La información actualizada sobre ello se irá ofreciendo a través de la web airenet.gencat.cat.

Recomendaciones para la ciudadanía

El aviso tiene como objetivo reducir las emisiones contaminantes para evitar que la situación desemboque en un episodio ambiental. Para ello, las autoridades sugieren informar en los paneles luminosos de los principales ejes viarios que el nivel de contaminación es elevado, informar a la ciudadanía para que priorice el uso de transporte público, notificar a las actividades industriales y obras públicas para que activen los protocolos previstos para estos casos y, finalmente, recomendar a los municipios que detengan o disminuyan las actividades susceptibles de desprender grandes cantidades de polvo. 

Mientras, la Generalitat recomienda a la ciudadanía realizar trayectos a pie o en bicicleta en calles con poco tráfico, utilizar el transporte público, reducir los desplazamientos en vehículos privados o, en su defecto, utilizar coche compartido y optimizar la climatización de los hogares.