Ir a contenido

PROTESTA GLOBAL

La Eurocámara decepciona a los jóvenes de la huelga por el clima

Los promotores del 15-M climático lamentan la falta de interés de los eurodiputados y gritan ¡justicia climática ya! en el hemiciclo

La derecha, con el PPE al frente, ha impedido que la adolescente Greta Thunberg sea invitada a intervenir en el pleno

Manuel Vilaseró

Greta Thunberg en su intervención el pasado febrero en Bruselas.

Greta Thunberg en su intervención el pasado febrero en Bruselas. / AFP / ARIS OIKONOMOU

Unos 60 estudiantes de 20 países englobados en el movimiento Juventud por el Clima que han asistido este miércoles al debate sobre cambio climático en el Parlamento Europeo han abandonado decepcionados la institución. "Nos vamos tristes por la falta de interés de los eurodiputados" en un debate durante el cual "la bancada estaba prácticamente vacía". "Éramos más nosotros en la tribuna de invitados, que ellos en el hemiciclo", según ha criticado unas horas después el estudiante de Girona Lucas Barrera.

También han lamentado que algunos parlamentarios les hayan increpado cuando han gritado "!justicia climática ya!" desde la tribuna de los invitados. "Sabemos que no está permitido, pero como no nos han dejado intervenir en el pleno como pedíamos, algo teníamos que decir", ha añadido el que ha sido uno de los tres introductores en España de la protesta liderada por la adolescente sueca Greta Thunberg.

Los niños, en clase

La invitación para que participaran en las sesiones la cursó el grupo Verdes/ALE. Su intención era que Greta pudiera hablar en el plenario o en alguna comisión pocos días antes de que se celebra el viernes la primera gran protesta mundial estudiantil contra el cambio climático. Pero el Partido Popular Europeo y otras fuerzas de la derecha lo impidieron. Uno de sus eurodiputados justificaban hoy la decisión porque, decían, "los niños tienen que estar en clase, no aquí".

Entre los estudiantes los había de entre 10 y 26 años. Algunos habían viajado incluso con algún progenitor. Todos sin excepción lo han hecho en autocar para evitar el alto nivel emisiones del transporte aéreo. Los representantes de Grecia y Portugal, por ejemplo, no han podido ir porque no les daba tiempo de volver a participar en las protestas de sus países.

Tras escuchar con paciencia a los eurodiputados y al comisario de Acción Climática, Miguel Arias Cañete, los jóvenes han ofrecido una rueda de prensa en la que han criticado haber oído "solo palabras". "Los políticos no se dan cuenta de la urgencia de la crisis, de que la gente se muere por el cambio climático. Ellos tienen que dejarse de buenas palabras y pasar a la acción", dijo Jonas, uno de los jóvenes que habló, informa Efe.

Sólo 11 años para actuar

 "Creo que han hablado sabiendo que estábamos allí, asegurando que van a hacer muchas cosas que después no piensan llevar a cabo, solo mienten", ha sostenido Isabelle, de Suecia. "No solo se trata de escucharnos a nosotros, a quienes tienen que escuchar y hacer caso es a los científicos que alertan de las consecuencias del cambio climático y de que solo quedan once años antes de que sea irreversible", añadió Linus, un adolescente alemán.

"Europa no ha tomado todavía ninguna acción significativa, seguiremos yendo a las huelgas hasta que el Planeta sea un lugar seguro", advirtió Anuna De Weber, la joven belga que ha movilizado a miles de institutos en su país en la lucha contra el cambio climático.

Para lo que sí ha servido el viaje de los jóvenes a Estrasburgo es para reunirse por vez primera y empezar a acordar el futuro de estos Viernes por el Futuro (Fridays for Future). Por el momento se ha previsto lanzar otra gran movilización, esta vez circunscrita a Europa, antes de las elecciones a la Eurocámara. Y preparar para el verano un gran encuentro internacional de una semana.