Ir a contenido
Una cerveza.

calentamiento global

El cambio climático amenaza con disparar el precio de la cerveza

El calentamiento global podría diezmar notablemente los cultivos de cebada, según un estudio publicado en 'Nature'

El Periódico

La cerveza, otra víctima del cambio climático. Y no es una 'boutade'. Lo advierte un estudio publicado este lunes en la prestigiosa revista científica 'Nature', una investigación que apunta a un dramático descenso del rendimiento de los cultivos de cebada debido al calentamiento global y el consiguiente aumento del precio de una de las bebidas alcohólicas más consumidas en el mundo, sino la que más.  

Científicos de la Universidad de California Irvine, de la de East Anglia y de otras instituciones sostienen en un estudio que los campos de cebada verán notablemente reducida su productividad a raíz de los fenómenos naturales derivados del cambio climático. Las sequías y las periódicas olas de calor diezmarán el rendimiento de estos campos, que tampoco escaparán de los efectos del crecimiento del nivel del mar y del empeoramiento de los incendios forestales. Debido a la escasez, los consumidores de cerveza, advierten los autores del trabajo, deberán estar dispuestos a pagar más si quieren disfrutar de la bebida, puesto que será más difícil elaborarla.

Unas jóvenes celebran la Oktoberfest en Múnich, la semana pasada. / AFP / MATTHIAS SCHRADER

Los investigadores se basaron en diferentes hipótesis en las que compararon los niveles actuales y futuros de quema de combustibles y emisiones de dióxido de carbono. En el peor de los casos se proyectó que aquellas zonas del mundo donde se cultiva cebada -incluidas las grandes planicies del norte, las praderas canadienses, Europa, Australia y la estepa asiática- experimentarán sequías y olas de calor frecuentes que provocarán una disminución en los rendimientos de los cultivos de 3% al 17%.

Sequías y olas de calor reducirán la producción de los cultivos de cebada entre un 3% y un 17%

"Los niveles actuales de consumo de combustibles fósiles y de contaminación por CO2, como es habitual, darán lugar a este peor escenario, con más extremos climáticos que afectarán a la cerveza", subraya Nathan Mueller, coautor del estudio y profesor de la Universidad de California Irvine. "Nuestro estudio mostró que incluso un calentamiento moderado conducirá a un aumento de la sequía y eventos de calor excesivo en las áreas de cultivo de cebada", agrega.

En la actualidad, refleja dicho informe, solo el 17% del cultivo de cebada de todo el mundo se dedica a la producción de cerveza. La mayoría de este cereal sirve como alimento para el ganado, por lo que el debate está en ciernes: ¿qué harán los productores? ¿qué reclamarán los consumidores? Según los autores del informe, la tendencia indica que la bebida saldrá derrotada y que se le dedicarán menos granos, por lo que habrá que pagar más para llevársela a la boca.

País rico, país pobre

El estudio describe además cómo se verán afectadas las diferentes regiones del mundo productoras de cebada por culpa del cambio climático. Los investigadores señalan incluso que los precios subirán más en países tan ricos y amantes de la cerveza como Bélgica, Canadá, Dinamarca y Polonia. Por ejemplo, Steven Davis, coautor de la investigación, advierte de que durante los años de sequía, los residentes de Irlanda podrían necesitar llevar a la tieneda el equivalente a unos 18 euros adicionales para comprar un paquete de seis latas o botellas. Incluso afirma que algunas personas en estas naciones estarán dispuestas a absorber el costo más alto. Se predice que el consumo de cerveza disminuirá en países más pobres, y pone de ejemplo a China.

Pero es que dicho estudio aún aventura más conclusiones. Entre otras, sostiene que durante los episodios climáticos más severos el consumo global de cerveza podría disminuir un 16%, lo que se traduce en 29.000 millones de litros, aproximadamente el consumo total de esta bebida en Estados Unidos en un año. En cuanto al precio en esos momentos podría llegar a duplicarse y, en situaciones más severas, aumentar un 15%.

En los episodios climáticos más severos el consumo de cerveza podría caer un 16% y el precio aumentaría un 15%

En este estudio participaron investigadores del Reino Unido, China, México y los Estados Unidos, quienes identificaron eventos climáticos extremos y modelaron los impactos de estos en los rendimientos de la cebada en 34 regiones del mundo. Luego examinaron los efectos del impacto de suministro de cebada en la oferta y el precio de la cerveza en cada región en base a una serie de escenarios climáticos futuros.