Ir a contenido

Nueva liberación de tortugas en l'Atmella de Mar

Según la CRAM, la mayoría de animales se someten a tratamientos de recuperación

Sólo 36 tortugas han vuelto a su habitat después de la capturación

El Periódico

Momento de liberación de una de las tortugas esta mañana en l’Atmella de Mar.

Momento de liberación de una de las tortugas esta mañana en l’Atmella de Mar. / Anna Ferras

Cinco tortugas marinas capturadas accidentalmente por pescadores han sido liberadas en l'Atmella de Mar despúes de recuperarse en la Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos (CRAM). Los animales fueron capturados accidentalmente en redes de arrastre y gracias a la colaboración de los pescadores fueron trasladados inmediatamente a la CRAM para su tratamiento y recuperación, en virtud del acuerdo de colaboración que esta entidad mantiene con la Generalitat.

Cuatro de las tortugas liberadas, de la especie Caretta caretta , son de tamaño medio-grande, entre los 20 y 40 kg de peso, y podrían haber sufrido el síndrome de descompresión al ser izadas a bordo. Pero la mayor preocupación ha sido por el quinto animal, una tortuga de dimensiones más pequeñas, que quedó enganchada a la red por la aleta superior y sufrió una fractura de húmero, por lo que se le tuvo que amputar toda su ala. 

En total ya son 57 las tortugas que se han recogido de manos de pescadores desde que en mayo de 2017 comenzó el programa de asistencia a animales capturados accidentalmente, de los cuales solo se ha podido liberar a 36.

Soluciones

La Red de Rescate de Fauna Marina del Departamento de Territorio y Sostenibilidad, y el Departamento de Agricultura tienen en marcha un programa para sensibilizar e implicar a los pescadores en el rescate de esta especie vulnerable en el ámbito del Delta del Ebro, área que se concentra la mayoría de capturas accidentales de estos animales.

El programa establece un protocolo para proteger lo antes posible los ejemplares capturados y trasladarlos al centro de recupercación de la Fundación CRAM para valorar su estado y en su caso, someterse al tratamiento necesario.

La liberación de las tortugas ha sido una fiesta popular que ha concentrado multitud de gente, entre ellos muchos niños, que han aprendido a proteger la biodiversidad marina, y que ha contado con la presencia de pescadores de Sant Carles de la Ràpita, Alcanar y l'Atmella de Mar.