Ir a contenido

INFORME ANUAL DE CCOO

Las emisiones de efecto invernadero se disparan un 4,5% en España

El 2017 registró el mayor aumento de CO2 lanzado a la atmósfera desde que entró en vigor el protocolo de Kioto

Manuel Vilaseró

Emisiones de efecto invernadero. Una central térmica de carbón en la ciudad china de Datong.

Emisiones de efecto invernadero. Una central térmica de carbón en la ciudad china de Datong. / REUTERS / JASON LEE

España no solo no contiene las emisiones de gases de efecto invernadero sino que registra incrementos récord. El año pasado contabilizó el mayor aumento interanual desde el 2002, tres años antes de que entrara el protocolo de Kioto. Las toneladas de CO2 lanzadas la atmósfera subieron un 4,46%, según el informe hecho público este miércoles por el sindicato CCOO.

El fuerte repunte obecede, según los expertos de la fuerza sindical, a la sequía, que dejó en mínimos la producción de energía hidráulica, y a la recuperación económica. Pero ambos factores no hubieran conllevado un aumento de las emisiones si se hubiera tomado “medidas estructurales” de cambio de modelo productivo y no se hubiera "frenado desde el año 2012 la expansión de las energías renovables".

Compromisos en riesgo

Los nuevos datos sitúan a España como uno de los países europeos que menos contribuyen a luchar contra el cambio climático y ponen en riesgo el cumplimiento a medio plazo de los compromisos contraídos con Europa. "Mientras otros grandes países europeos reducen cada año sus emisiones, España va en la dirección contraria", ha afirmado Begoña María Tomé, responsable del Área de Cambio Climático y Energía del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud, ISTAS-CCOO.

El compromiso más inmediato que debe cumplir España está referido al 2020. Este no parece correr peligro porque los objetivos de reducción son muy modestos al estar referidos a lo que se emitía en el 2005, en plena burbuja inmobiliaria, con la economía en plena ebullición y la emisiones desbocadas. 

De la cumbre de París se derivaron, sin embargo, unos límites mucho más exigentes para el 2030. España deberá reducir un 40% la emisiones respecto al 2005 cuando el año pasado solo lo había hecho en un 22,8%.

Más carbón y gas

Después del aumento experimentado en 2017, las emisiones alcanzan los 339,2 millones de toneladas de CO2 equivalente. Al bajar la producción hidroléctrica, el año pasado se tuvo que echar mano de la energía procedente de combustibles fósiles. Así, la  producción del carbón creció un 21% y las del gas natural en las centrales de ciclo combinado en un 31,8%. Además, el consumo de petróleo en España subió un 0,5% y el de gas natural en un 9,8%.

Por sectores, el consumo de energía producida con combustibles fósiles fue responsable del 76,1% de las emisiones, seguida de los procesos industriales (cementeras, industria química y metalúrgica) que causaron un 9,6% los gases, la agricultura y ganadería (10,1%) y la gestión de los residuos (4,2%).

La publicación del informe de CCOO fue una tradición anual hasta el 2010. El sindicato tuvo que suspenderlo por dificultades de financiación pese a que siempre daban unas cifras muy exactas que la oficiales luego no desmentían. Su intención, ahora renovada, es evitar el retraso con que el Gobierno facilita siempre las cifras, para que puedan tomarse con más tiempo las medidas correctoras necesarias.

Para María Tomé "hay que actuar urgentemente", por lo que ha emplazado "al Gobierno y a la oposición a poner en marcha cuanto antes el marco regulatorio comprometido a través de la Ley de Cambio Climático y el Plan Nacional integrado de Energía y Clima".

Pésima noticia

Organizaciones ecologistas como Ecologistas en Acción y Greenpeace han calificado de "pésima noticia" el incremento, no por "esperado", menos malo.

El coordinador de Cambio Climático de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, ha recordado sólo ha habido "reducciones reales" de las emisiones en los años de la crisis económica. "El Gobierno de España no está haciendo nada en la lucha contra el cambio climático", ha lamentado.

"Con las políticas del Gobierno se está bloqueando la nueva instalación de energías renovables, está dificultando el autoconsumo y tenemos un Ministerio de Energía que apuesta por un mix sucio y contaminante basado en combustibles fósiles y energía nuclear", ha criticado la responsable de Cambio Climático de Greenpeace, Tatiana Nuño, que considera la situación "preocupante".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.