Ir a contenido

La gestión del medio natural

La muerte de aves en tendidos eléctricos llega al Parlament

Catalunya en Comú-Podem ha requerido a la Generalitat información sobre las electrocuciones que sufren estos animales

La Fiscalía de Barcelona está a la espera de que la Administración le facilite los datos solicitados en el marco de una investigación

J. G. Albalat

Una ave enganchadaen un tendido eléctrico.

Una ave enganchadaen un tendido eléctrico. / AGETS RURALS DE LA GENERALITAT

La muerte de aves electrocutadas a causa de las torres eléctricas en mal estado ha llegado al Parlament. El diputado del grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem, David Cid Colomer, ha presentado en la cámara catalana un escrito en el que requeiere a la Generalitat que precise si cuenta con datos sobre las líneas eléctricas con conductores sin protección, hasta cuantas oficios se han remitido a las compañías del sector para que mejoren los postes que han provocado incidentes de esta naturaleza.

Esta iniciativa se ha producido días después de que EL PERIÓDICO informara que el fiscal delegado de Medio Ambiente de Barcelona, Antoni Pelegrín, ha abierto unas diligencias de investigación para aclarar si las empresas eléctricas y la Administración catalana cumplen con las normativas que establece medidas concretas para evitar la muerte por electrocución de aves que se posan en las torres eléctrica. Y es que un simple desplegar de alas puede acabar con su vida e, incluso, si caen ardiendo al suelo provocar un incendio forestal, tal y como ya se ha acreditado.

El diputado de Catalunya en Comú-Podem ha efectuado, a través de la Mesa del Parlament, nueve preguntas a la Generalitat sobre la muerte de aves en los postes eléctricos y, sobre todo, de especie protegidas y en peligro de extinción. Así insta a la Administración catalana que concrete si tiene identificada las líneas que pueden producir estas muertes, el número de electrocución de aves durante los últimos tres años y si se dispone de un inventario de las especies protegidas que han muerto por electrocución. Uno de los animales más afectados es el águila perdicera.

Cid también pretende conocer si se han comunicado los incidentes a los titulares de las torres eléctricas, si estas empresas han realizado reformas para evitar nuevas muertes y si la Generalitat tiene constancia de que se haya producido un incendio forestal por esta causa. Muchas de las peticiones del diputado coindicen con las efectuadas por la fiscalía.

Datos actualizados

El diputado pedido información sbre si se ha entregado a la fiscalía los datos que solicitó cuando se incoo la investigación. Fuentes de la Administración autonómica han asegurado a este diario que están recopilando todo el material disponible y actualizando, por ejemplo, los puntos negros dónde se producen más muertes de aves por electrocución para remitirlos a la fiscalía.

La Generalitat realizó en el 2013 esa relación de torres más peligrosas de acuerdo con el real decreto del 2008 que fijaba las medidas de protección y la puesta en marcha de los mecanismos para financiar las mejoras, punto que nunca se desarrolló. Desde entonces, se ha ido actualizando el listado de postes con deficiencias, pero falta comprobar si en algunos de ellos las empresas eléctricas, por propia iniciativa o tras ser alertada por los agentes forestales, han hecho reformas para evitar la muerte de aves. Entre los objetivos de la fiscalía es la creación de un protocolo de actuación de los cuerpos policiales para perseguir delitos contra la fauna derivados de este problema.  

0 Comentarios
cargando