Ir a contenido

producto cancerígeno

5.000 personas mueren al año en Europa por el exceso de emisiones de diésel

Italia, Alemania y Francia son los que registran el mayor número de fallecidos, según un estudio

El Periódico / Barcelona

Un atasco en la Diagonal de Barcelona.

Un atasco en la Diagonal de Barcelona. / ALVARO MONGE

El exceso de emisiones de óxido de nitrógeno -un producto cancerígeno- de motores diésel por encima de los valores límite establecidos es responsable de unas 5.000 muertes prematuras cada año en los países de la Unión Europea, Noruega y Suiza. Son datos de un nuevo estudio realizado por el Instituto Meteorológico Noruego en cooperación con el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA, por su siglas en inglés) de Austria y la Universidad de Tecnología Chalmers de Suecia.

En el caso de España, que ocupa la séptima posición en la lista de países por número de muertes, la cifra por el exceso de nitrógeno alcanza los 170 fallecidos, de un total de 370. Según los datos del estudio, las defunciones prematuras en España se podrían reducir a 200 si los diésel contaminaran lo que decían los datos teóricos y disminuirían a 70 si las emisiones de nitrógeno fueran tan bajas como las de los vehículos de gasolina.

De acuerdo con el mapa realizado por los investigadores, en los que señalan las zonas de europa con mayor concentración de partículas finas a causa del exceso de nitrógeno, en España, la zona más afectada es la provincia de Catalunya, sobre todo el área del interior Barcelona y Tarragona y puntos de la zona costera de Girona.

El escándalo del 'diéselgate'

En un comunicado publicado este lunes por el IIASA, se alude al escándalo por la manipulación de los datos de emisiones de motores diésel que, tras salir a la luz como un problema del consorcio Volkswagen, afecta a varios fabricantes de coches.

La investigación se concentró en el efecto de esas emisiones excesivas en la salud de los europeos.

"Este nuevo estudio estima que cada año unas 10.000 muertes prematuras pueden atribuirse a las emisiones de óxido de nitrógeno de los automóviles, furgonetas y vehículos comerciales ligeros de motores diésel", explica el IIASA en un comunicado publicado hoy.

Y alrededor de la mitad de esas muertes, es decir, unas cinco mil, "se deben a que las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) son mucho más altas que los valores límite establecidos", añade.

"Si las emisiones de los automóviles diésel fueran tan bajas como las de automóviles de gasolina, podrían haberse evitado tres cuartas partes o unas 7.500 muertes prematuras", afirma en la nota Jens Borken-Kleefeld, experto en transporte del instituto internacional.

Enfermedades respiratorias

Los científicos recuerdan que, en total, "alrededor de 425.000 muertes prematuras anuales se asocian con los niveles actuales de contaminación atmosférica" en la región citada (los Veintiocho, Noruega y Suiza).

"Más del 90 % de esas muertes prematuras son causadas por enfermedades respiratorias y cardiovasculares relacionadas con la exposición a partículas finas", de las que "el NOx es un precursor clave", destacan.

La situación ha ido empeorando en los últimos años, pues "la proporción de coches diésel en la UE ha aumentado hasta alcanzar cerca del 50 % de la flota", con lo que actualmente hay más de cien millones de esos motores circulando en Europa, lo que supone "el doble que en el resto del mundo".

Controles

Y ahora se ha revelado que "sus emisiones de NOx son de cuatro a siete veces más altas" en las calles o carreteras que en las pruebas oficiales de certificación, indica el comunicado.

La manipulación de los datos ha llevado a que, mientras se optimizaron los controles modernos del motor para las pruebas específicas de laboratorio, los vehículos tienen un rendimiento mucho más contaminante en la conducción real.

La situación varía de país a país, Italia, Alemania y Francia son los que registran el mayor número de muertes prematuras atribuibles a las emisiones de motores diésel. La lista continúa con Reino Unido (640 muertes en total, de las que 320 son por el exceso de emisiones de nitrógeno y 110 si los coches emitieran como los de gasolina); Holanda (360 en total, 180 por el exceso, 60 si fueran de gasolina); Polonia (360/170/80); después de España, viene Bélgica (290/140/50); Suiza (250/120/50); y Hungría (190/90/50). Los números más bajos están en Noruega, Finlandia y Chipre, "donde los riesgos son por lo menos 14 veces inferiores a la media", concluye la nota.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.