Ir a contenido

DATOS DE LA AEMET

La localidad cordobesa de Montoro bate el récord de España de calor con 47,3º

Es la temperatura más elevada desde que se iniciaron los registros

Antonio Madridejos

Mapa de la Aemet con las temperaturas máximas alcanzadas el jueves 14. El color más oscuro corresponde a registros superiores a 42 grados.

Mapa de la Aemet con las temperaturas máximas alcanzadas el jueves 14. El color más oscuro corresponde a registros superiores a 42 grados. / AEMET

La localidad cordobesa de Montoro, situada en el valle del Guadalquivir, alcanzó el jueves a primera hora de la tarde una temperatura de 47,3º, la más elevada desde el inicio de las observaciones científicas en España, hace más de un siglo, según datos de la red automática de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Montoro superó los 47,2º que el 4 de julio de 1994 se habían medido en el observatorio de Alfonso X el Sabio, en Murcia capital. La Aemet, no obstante, aún no se ha pronunciado oficialmente sobre la nueva marca.

UN DÍA EXCEPCIONAL

El récord de Montoro no es un excepción local, sino que la jornada del jueves ocupará a partir de ahora un lugar destacado en los anales meteorológicos por las temperaturas extremadamente altas alcanzadas en la mitad sur de España. Al margen de Montoro, en el aeropuerto de Córdoba capital, situado a unos 50 kilómetros, los termómetros se quedaron en 46,9, otro récord llamativo si se tiene en cuenta que la estación tiene más de 50 años de observaciones (la de Montoro se inauguró en el año 2008). En El Carpio, situada muy cerca, un termómetro de la red agroclimática de la Junta de Andalucía midió 47,1º.

En la misma provincia destacaron también los registros de La Rambla (46,6º), Aguilar de la Frontera (45,9º) y Fuente Palmera (45,4º). Otras tradicionales sartenes de Andalucía se quedaron bastante cerca: en Écija (Sevilla) se llegó a 45,6º, mientras que en Andújar (Jaén) fueron 45,5º. Fruto de la misma entrada cálida, en Portugal se midieron 46,2º en Amareleja y 45,8º en Elvas.

El jueves también batió su récord de temperatura más alta el observatorio de Madrid-Retiro, con datos desde 1920, que alcanzó 40,3º y superó así los 39,6º del 5 de julio del año 2015. Toledo, donde se alcanzaron los 42,8º, igualó su registró más alto, que databa también del 6 de julio de 2015. Dentro de la red principal de la Aemet, los otros récords los batieron Cáceres (43,2º), Ciudad Real (43,7º), Badajoz-aeropuerto (45,4º) y Jaén (44,4º).

La estación de Montoro se encuentra en una hoya a resguardo de los vientos, lo que favorece las temperaturas muy elevadas, pero en líneas generales todo el valle del Guadalquivir entre Córdoba y Andújar está acreditada como la zona con las temperaturas más extremas del verano en España. Curiosamente, la misma localidad sufre unos inviernos rigurosos: en el 2015, por ejemplo, se midió una mínima de -14º.

Las temperaturas han bajado un poco este viernes, pero hasta el domingo se mantiene un aviso de la Aemet por la posibilidad de que se alcancen los 40 en zonas de Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha. La máxima de esta tarde se ha alcanzado en el aeropuerto de Córdoba, con 45,5º. En Catalunya, los termómetros llegaron hasta 36,9º en Vinebre. Los cielos seguirán despejados, salvo nubes bajas en el litoral mediterráneo.

A NIVEL EUROPEO

El registro de Montoro compite por el podio entre las temperaturas más altas alcanzadas en Europa en el último siglo. Según datos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en todo el continente, sin contar Turquía, solo se tiene constancia de dos temperaturas más altas: los 48,0º que se alcanzaron en Atenas en 1977, un registro discutido, y los 47,4º de Amareleja (Portugal) en 2003.

Un peón muere por un golpe de calor mientras asfaltaba una carretera en Sevilla

La Consejería de Salud de Andalucía ha confirmado que un golpe de calor fue el responsable del fallecimiento de un trabajador de 54 años que realizaba labores de asfaltado el pasado miércoles en una carretera de Sevilla. La provincia estuvo durante toda la jornada en alerta roja por altas temperaturas. Según los datos de la Administración regional, son ya tres las muertes registradas en lo que va de verano por las altas temperaturas.


El hombre se empezó a encontrar indispuesto en torno a las 21.00 horas de la noche, cuando en la zona donde trabajaba, una carretera entre Morón y Pruna, se rondaban los 39 grados. Los compañeros alertaron a los servicios de emergencias pero cuando llegaron ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida.


Los sindicatos denunciaron rápidamente que la muerte se debió al calor y desde CCOO se afirmó que estaba "fuera de toda lógica y posiblemente de la legalidad que con alerta por altas temperaturas" un trabajador tuviera que asfaltar una carretera “con aglomerado a más de 170 grados". JULIA CAMACHO