Ir a contenido

DESCONTAMINACIÓN INCONCLUSA

Acuamed admite que dejó 120.000 toneladas de lodos contaminados en el embalse de Flix

Los nuevos gestores de la empresa pública se comprometen a retirarlos antes de diciembre del 2018

SÍLVIA BERBÍS / TORTOSA

Embalse de Flix, en el cauce del Ebro, con la planta de Ercros en su orilla.

Embalse de Flix, en el cauce del Ebro, con la planta de Ercros en su orilla. / JOAN REVILLAS

Un año después de dar por finalizada la extracción de residuos tóxicos del embalse de Flix, la empresa estatal Acuamed, con la cúpula renovada, ha admitido que restan en el pantano 80.000 metros cúbicos de lodos contaminados. Es el resultado del estudio de verificación del grado de descontaminación del embalse encargado por Acuamed a técnicos del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y la Empresa de Transformación Agraria (Tragsa), presentado este miércoles en Flix.

Con estos datos disponibles, algo inferiores a los 100.000 metros cúbicos anunciados semanas atrás por el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, Acuamed reconoce que “la actuación todavía no se puede dar por finalizada”.

El director general de la sociedad pública, Francisco Javier Baratech, ha trasladado el compromiso de reemprender las obras inconclusas en breve, bien a través de la adjudicataria actual, Fomento de Construcciones y Contratas, bien mediante un nuevo contrato con otra empresa. Sea cual sea la opción, ha dicho, en diciembre del 2018, según los plazos anunciados, se habrán extraído por fin todos los contaminantes y también se habrá procedido a la descontaminación del agua que queda confinada en el recinto de trabajo, dentro del embalse, y a la extracción de la barrera que la retiene. La obra seguirá, según Baratech, “hasta poder culminar la obra con todas las garantías pertinentes”.

El análisis de un total de 22 muestras de material del fondo del embalse ha permitido cuantificar un volumen total de 79.300 metros cúbicos, con un peso estimado de 120.000 toneladas, que deberá ser extraído. En estos lodos hay unas 33 toneladas de productos contaminantes, la mitad de los cuales es DDT, aunque también hay mercurio, hexaclorobenceno y PCB, entre otros productos tóxicos.

El alcalde de Flix, Marc Mur, ha calificado de “positivo” que, tras un año con la descontaminación detenida, Acuamed se haya comprometido “a continuar las obras de forma inmediata y haya puesto un calendario a la conclusión definitiva”. Baratech no descarta que el proceso de arbitraje con la empresa adjudicataria, con un conflicto contractual abierto, y la investigación judicial del caso Acuamed pueda hacer variar el presupuesto de la actuación, que alcanza los 138 millones de euros, la inversión más elevada realizada en España en una obra de descontaminación.

El delegado del Govern en el Ebro, Xavier Pallarès, ha concluido que “el problema se resolverá cuanto antes y se hará bien”.

0 Comentarios
cargando