Ir a contenido

TRAS EL CASO ACUAMED

La Generalitat exige al ministerio una auditoría "imparcial" de la limpieza del embalse de Flix

También pide una comisión de expertos para analizar la evolución de las obras

El Ebro, a su paso por el meandro de Flix durante una crecida.

El Ebro, a su paso por el meandro de Flix durante una crecida. / JOAN REVILLAS

El Gobierno de la Generalitat ha exigido al Ministerio de Medio Ambiente una auditoría "imparcial" del proceso de descontaminación del embalse de Flix, cuyas obras se han retomado en el último mes, y la creación de una comisión de expertos para analizar la evolución de las obras.

La secretaria de Medi Ambient i Sostenibilitat, Marta Subirà, se ha reunido en Tortosa con representantes de la sociedad civil de las Tierras del Ebro para evaluar la situación del embalse tras las últimas informaciones sobre el caso Acuamed, el organismo público del Estado que gestiona el proceso de limpieza.

Subirà también ha pedido al ministerio que dé explicaciones y que se vuelvan a convocar las comisiones técnicas y sociales de seguimiento del proceso para que haya un "intercambio fluido y rápido" de información que permita "recuperar la confianza" con la empresa estatal. La Generalitat se reserva el derecho de emprender acciones legales si se detectara algún delito medioambiental.

El encuentro con las entidades sociales del Ebro se había convocado a raíz de las últimas informaciones que han trascendido del caso Acuamed, que apuntan a que se planeaban prácticas fraudulentas -uso de salfumán para equilibrar el pH del agua- en la descontaminación del embalse de Flix.

"Hay preocupación e indignación por las noticias que salen constantemente en relación a Acuamed", ha admitido Subirà. Por este motivo se ha acordado, como ha explicado Subirà, reclamar al Ministerio de Medio Ambiente para que dé explicaciones 'in situ' sobre cuál es la situación del proceso de limpieza y cómo se afronta el tramo final de los trabajos.

Asimismo, Subirà ha defendido que se necesitan informes imparciales, más allá de los que han elaborado algunas universidades por encargo del ministerio. "Hay que validar son correctos porque son informes de parte y vale la pena contrastarlos", ha apuntado. Subirà también ha subrayado que la Agència Catalana de Residus ha estado llevando a cabo una serie de análisis de control de la descontaminación y que se seguirán haciendo más mediciones de los suelos para determinar cuáles están contaminados y cuáles no.