Ir a contenido

CINCO AÑOS DESPUÉS DEL ACCIDENTE

Detectados sedimentos con altos niveles de radiación en los ríos de Fukushima

El informe considera "de alto riesgo" los niveles de 17 localizaciones por el riesgo de inundaciones en la época estival

KMA38 UKEDO (JAPÓN) 11/03/2016.- Mark Kanekita, de 37 años, lanza flores al mar en memoria de las víctimas del terremoto y posterior tsunami de hace cinco años en el distrito de Abraham en Sendai (Japón) hoy, 11 de marzo de 2016. Japón recordó hoy con un minuto de silencio el terremoto y el tsunami acaecidos hace justo cinco años, que dejaron más de 18.000 muertos y desaparecidos en el noreste de Japón y provocaron el accidente nuclear de la central de Fukushima. En los diversos actos celebrados por todo el país se guardó un minuto de silencio a las 14.46 hora local (05.46 GMT), momento exacto en el que el 11 de marzo de 2011 se registró el terremoto de 9 grados en la escala abierta de Richter que desencadenó la tragedia. EFE/Kimimasa Mayama

KMA38 UKEDO (JAPÓN) 11/03/2016.- Mark Kanekita, de 37 años, lanza flores al mar en memoria de las víctimas del terremoto y posterior tsunami de hace cinco años en el distrito de Abraham en Sendai (Japón) hoy, 11 de marzo de 2016. Japón recordó hoy con un minuto de silencio el terremoto y el tsunami acaecidos hace justo cinco años, que dejaron más de 18.000 muertos y desaparecidos en el noreste de Japón y provocaron el accidente nuclear de la central de Fukushima. En los diversos actos celebrados por todo el país se guardó un minuto de silencio a las 14.46 hora local (05.46 GMT), momento exacto en el que el 11 de marzo de 2011 se registró el terremoto de 9 grados en la escala abierta de Richter que desencadenó la tragedia. EFE/Kimimasa Mayama / KIMIMASA MAYAMA (EFE)

Investigadores japoneses han detectado altos niveles de radiación en los sedimentos acumulados en el fondo y la orilla de los ríos de la prefectura de Fukushima, según revela un informe publicado por el gobierno regional.

El estudio analizó entre enero y febrero la densidad de materiales radiactivos acumulados en 72 ríos de la provincia del noreste de Japón para comprobar el estado del entorno cinco años después del accidente nuclear de la central de Fukushima.

Los investigadores detectaron altas concentraciones de radiación en ríos como el Maeda, situado en la localidad de Futaba, cercana a la planta atómica, donde registraron 54.500 becquereles por kilo en las sustancias radiactivas, o en el río Hiru en la ciudad de Fukushima, donde midieron 39.620 becquereles.

Los niveles alcanzaron los 31.320 becquereles en el río Niida y los 28.220 en el Nakata, además de situarse por encima de los 10.000 en otros tres ríos.

El informe considera "de alto riesgo" los niveles detectados en las deposiciones fluviales de 17 localizaciones por el riesgo de inundaciones durante la época estival, y el gobierno de Fukushima estudia si restringir el acceso a los ríos con alta concentración de materiales radiactivos.

El ejecutivo local planea además solicitar al Gobierno central que elimine los sedimentos contaminados.

"Según nuestra normativa, no se llevan a cabo labores de descontaminación fuera de las zonas habitadas, pero estudiaremos qué medidas tomar cuando conozcamos bien la situación de los niveles de radiación acumulados", dijo al respecto el Ministerio japonés de Medio Ambiente en declaraciones recogidas por la cadena pública NHK.

La central nuclear de Fukushima Daiichi resultó gravemente dañada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011, causando la peor crisis atómica de la historia tras el accidente de la planta ucraniana de Chernóbil en 1986.