25 oct 2020

Ir a contenido

Arias Cañete pide a los republicanos de EEUU que cumplan con el pacto contra el cambio climático

La Comisión Europea confía en que la presión mundial impedirá que ningún aliado vital se descuelgue del proceso lanzado en París

SILVIA MARTÍNEZ / BRUSELAS

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción para el Clima y la Energía.

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción para el Clima y la Energía. / EFE / OLIVIER HOSLET

La Comisión Europea es muy consciente de que el pacto cerrado en París este pasado fin de semana para luchar contra el calentamiento global del planeta “no es perfecto” pero la sensación con la que el comisario de cambio climático y energía, Miguel Arias Cañete, ha regresado este lunes a su oficina en Bruselas es de alivio. “No logramos todo lo que queríamos. Seguro que no es perfecto y que hay muchas decisiones por tomar en la COP de Marrakech -la próxima reunión en noviembre del 2016- pero París es un primer paso positivo”, ha indicado urgiendo a los republicanos de Estados Unidos a mantener el grado de ambición y a cumplir con lo pactado.

Los compromisos de reducción de gases con efecto invernadero no serán jurídicamente vinculantes y la principal razón es precisamente Estados Unidos y la amenaza de los republicanos en el Congreso -donde ostentan la mayoría- de bloquear un pacto con objetivos vinculantes. “Estamos en campaña electoral y supongo que los republicanos no quieren que los demócratas se apunten algún tanto. Pero estoy seguro de que la realidad se impone. La ciencia nos dice que estamos en un proceso que si no frenamos el calentamiento global, los efectos serán devastadores en el planeta. En Tuvalu y en Arkansas”, ha alertado evitando echar más leña al fuego de un asunto que genera enorme controversia entre la administración de Barack Obama y la oposición.

Los compromisos no serán jurídicamente vinculantes y la principal razón es precisamente EEUU y la amenaza de los republicanos en el Congreso

OBLIGACIONES

“Teníamos que encontrar un lenguaje que fuera lo suficientemente flexible como para que Estados Unidos pudiera aceptarlo. Teníamos que crear puentes para mantenerles a nuestro lado”, ha explicado, restando peso a las críticas que califican de insuficiente el acuerdo y destacando la dificultad y la complejidad del pacto. “Se dice que no es un acuerdo ambicioso porque los compromisos no son vinculantes. Pero hay muchas obligaciones que son vinculantes. La transparencia, la revisión. Los elementos nucleares están ahí”, ha advertido el comisario recalcando que la presión mundial cuando toque hacer balance dentro de cinco años será suficiente para que todos los gobiernos respondan positivamente y asuman su responsabilidad. “Si la UE se mueve, si China se mueve, Estados Unidos no podrá quedarse fuera de este ejercicio”, opina.

195 PAÍSES

La Comisión Europea defiende así un pacto al que se han sumado 195 países y que es el primer acuerdo multilateral que se firma en el siglo XXI. “Quizás no es el acuerdo perfecto, pero tenemos todos los elementos para luchar contra el calentamiento global. Si me hubiera dicho el miércoles que podíamos lograr este acuerdo hubiera dicho que estaba loco y que era imposible, con gente queriendo menos ambición, nosotros pidiendo más y con el problema jurídico de Estados Unidos”, explicaba este lunes sobre el que considera el peor día de las negociaciones y que desembocaron finalmente en un acuerdo que considera muy beneficioso para todo el planeta.

La UE, que entre 2009 y 2013 aportó el 56% de la financiación al fondo sobre cambio climático, se pondrá a trabajar desde el próximo 1 de enero para hacer realidad los compromisos. En el 2018 harán balance y en base a al análisis del panel IPCC de Naciones Unidas asumirán o no nuevos compromisos. “En el 2020 será el momento adecuado, antes de la entrada en vigor del acuerdo de París”, asegura.

Marrakesh, sede de la COP22

La ciudad marroquí de Marrakesh será la encargada de relevar a París como sede de  la próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático. La cumbre, que será conocida en siglas como COP22, no se celebrará en diciembre, como es tradicional, sino entre el 7 y el 18 de noviembre. En Marraquesh deberán concretarse algunos aspectos aprobados en París en los capítulos de adaptación y mitigación (reducción de gases), como ha destacado el ministro de Medio Ambiente, Hakima El Haite. Marruecos , no obstante, aún no ha anunciado qué organismo local será el encargado de organizar y presidir la COP22.

De acuerdo con los planes presentados ante la Convención de la ONU, Marruecos se ha comprometido a que sus emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan un 13% en el 2030 con respecto a los niveles de este año. Como ejemplo de los nuevos tiempos, en el sur del país, en Ouarzazate, se está construyendo la planta termosolar mayor del mundo, en parte con capital español.