Ir a contenido

MOVILIZACIÓN ECOLÓGICA MUNDIAL

Apagón por la salud del planeta

El objetivo es frenar el cambio climático con acciones sobre agricultura y energías

Más de 10.000 ciudades siguen en mayor o menor medida la iniciativa de WWF

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Un apagón mundial con fines ecológicos. / ALBERT BERTRAN / VÍDEO: ATLAS

La convoctoria de La Hora del Planeta, iniciativa impulsada por la organización ecologista WWF, que propuso apagar las luces entre las 20.30 y las 21.30 horas de la noche en todos los edificios públicos y hogares del mundo, consiguió ayer una cifra récord de participantes. Según sus promotores, fue seguida en más de 10.000 ciudades de 172 países, superando en unas 3.000 localidades la respuesta conseguida en el 2014. El objetivo marcado para esta novena edición era cambiar el cambio climático. La campaña de este año se consideró especialmente simbólica, ya que coincide con la crucial cumbre mundial del clima que está previsto se celebre el próximo diciembre en París, donde debería cerrarse un acuerdo global que sustituya al Protocolo de Kioto y permita reducir las emisiones contaminantes de la atmósfera.

Puntuales a la cita, a las 20.30 horas se apagaron las luces de miles de edificios emblemáticos de todo el mundo, entre ellos, la Torre Eiffel, en París; el Golden Gate, de San Francisco; la Acrópolis de Atenas o el castillo de Edimburgo. En España, donde participaron 260 ciudades, quedaron a oscuras la Mezquita de Córdoba, la Ciutadella de Menorca y la Sagrada Família o el Tibidabo, en Barcelona. Los lugares más concurridos de cada capital apagaron sus luces lo que, sumado a los miles de hogares que desconectaron sus servicios lumínicos, proporcionó una oscuridad que posiblemente fue percibible desde el cielo. Así ocurrió en ediciones anteriores.

La Hora del Planeta es el movimiento ciudadano contra el cambio climático más internacional y consolidado. Apoyándose en la fuerza de esta manifestación, la organización WWF intentará influir en la reunión de París, impulsando medidas susceptibles de frenar el cambio climático en los seis continentes.

Intentará, por ejemplo, asesorar al Gobierno de Nepal para que facilite la instalación de sistemas de energía solar en las zonas urbanas; promoverá cambios en la acción de los agricultores y pescadores de Australia o Colombia, e intentará sensibilizar en diversos países africanos sobre la importancia de preservar el medioambiente. El objetivo para Europa será introducir el concepto de cambio climático en las escuelas y sensibilizar a los escolares.

0 Comentarios
cargando