ESPECIE AMENAZADA

Récord de rinocerontes abatidos ilegalmente en el 2014

Los furtivos mataron 1.215 ejemplares en Sudáfrica, el país con el 70% de las poblaciones mundiales

Un rinoceronte hallado muerto y mutilado en el parque nacional Kruger, en Sudáfrica.

Un rinoceronte hallado muerto y mutilado en el parque nacional Kruger, en Sudáfrica. / AFP / STRINGER

1
Se lee en minutos
A. M. / BARCELONA

El año pasado se abatieron furtivamente en Sudáfrica un total de 1.215 rinocerontes, un récord histórico equivalente a más de tres ejemplares diarios, según ha confirmado en rueda de prensa la ministra de Medio Ambiente, Edna Molewa. Sudáfrica es el país con mayor número de rinocerontes, unos 20.000 entre las dos especies (blanco y negro), que representan el 70% del total mundial.

Las últimas cifras muestran la gravedad de la caza furtiva de rinocerontes, que ha aumentado de forma sustancial en los últimos siete años pese al aumento de guardabosques e incluso la presencia del Ejército en las zonas con mayores densidades, han destacado las asociaciones Traffic y Save the Rhino. En el 2013, los animales abatidos fueron 1.004.

El parque nacional Kruger, hogar de la mayor población de rinocerontes del país, se ha visto particularmente afectada: nada menos que 827 ejemplares fueron cazados furtivamente en el 2014. La enorme reserva de 20.000 km2 es fronteriza con Mozambique, "país desde donde los traficantes operan con aparente impunidad y sin miedo a ser arrestados", subraya Traffic. Sin embargo, ese no parece ser el único factor en juego: "Varios guardaparques del Kruger fueron arrestados el año pasado en relación con incidentes de caza furtiva en el interior del parque", añade la asociación conservacionista.

DESTINO ASIÁTICO

Noticias relacionadas

"No olvidemos que la caza furtiva de rinocerontes mueve ilegalmente varios miles de millones de dólares en el mundo entero", ha explicado la ministra Molewa. Gran parte de los cuernos de los rinocerontes, hechos de queratina (no son hueso), suelen acabar en Vietnam y otros países de Asia oriental, donde son muy apreciados por sus supuestas propiedades curativas.

"La falta de una firme voluntad política y el liderazgo activo del Gobierno sudafricano, de la vecina Mozambique y de los países de Asia donde suelen acabar los 'trofeos' siguen siendo un grave impedimento para revertir la situación", ha declarado David Newton, director de la asociación Traffic para África oriental y meridional. "Las razones por las que aumenta la caza furtiva en Sudáfrica son complejas, pero incluyen una combinación de corrupción, lucha institucional interna y retrasos en los juicios clave", añade.