ESPECIE EN EXPANSIÓN

Nacen cuatro cachorros de oso pardo en el Pirineo catalán

Las crías, hijas de Caramelles y Caramelita, fueron localizadas en Cardós y el Alt Aneu

1
Se lee en minutos

El Departamento de Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació i Medi Natural ha confirmado que el equipo de seguimiento del oso pardo ha detectado este año cuatro nuevos oseznos en el Parque Natural del Alt Pirineu.

Según informa el Departamento, las hembras, con dos crías cada una, son probablemente Caramelles y Caramelita. Las fotografías captadas en el mes de julio por las cámaras automáticas sitúan a Caramelles con sus dos cachorros en el Alt Àneu, mientras que Caramelita fue localizada en el valle de Cardós, ambos municipios ubicados dentro del Parque Natural del Alt Pirineu.

Todavía es muy pronto, según el departamento, para poder determinar qué sexo tienen estas 4 crías y también su progenitor, a pesar de que parece que podría tratarse de Pyros, macho dominante de la población de oso en el Pirineo.

Pyros es el progenitor directo o indirecto del 75 % de los cachorros que han nacido en la población, y de la totalidad de los que han nacido en los últimos cinco años. Pyros, macho liberado en 1997, se calcula que tiene unos 27 años y como la edad media de vida de un oso es de unos 30 años, está llegando al final de su vida.

Noticias relacionadas

La población pirenaica se estima entre de entre 31 y 35 osos (25 ejemplares identificados durante el año 2013), a los que hay que sumar de momento los cinco nuevos cachorros (la osa Auberta, ubicada en el Valle de Aran, más estos 4 cachorros localizados en el Parque Natural del Alt Pirineu). Este 2014 se ha certificado la baja de Balou, encontrado muerto hace unos meses en Francia.

Durante el año 2013, se identificaron 25 osos en el Pirineo. Con la excepción de Balou, que no se reprodujo nunca, los otros machos adultos son todos hijos o nietos de Pyros, aspecto que pone en riesgo la variabilidad genética de la población a medio plazo.

Temas

Osos Pirineos