Récord de caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica

El año pasado fueron abatidos 1.023 ejemplares, según cifras oficiales

Se lee en minutos

ANTONIO MADRIDEJOS / Barcelona

Más de un millar de rinocerontes murieron a manos de cazadores furtivos en Sudáfrica en el 2013, según cifras oficiales facilitadas por el Gobierno del país y la asociación Traffic, lo que supone un incremento espectacular con respecto a toda la última década. En Sudáfrica viven el 80% de los rinocerontes del mundo, unos 20.000 ejemplares.

Concretamente, fueron cazados ilegalmente 1.004 individuos, muy superior a las cifras del 2012 (668), 2011 (448), 2010 (333) y 2009 (122). De hecho, en ningún año entre 1990 y el 2008 se había superado el centenar de ejemplares abatidos.

Alegando unas poblaciones elevadas, Sudáfrica y Namibia permiten todos los años la caza recreativa de unos pocos ejemplares muy marcados, pero este caso es muy distinto.

Destino asiático

Te puede interesar

Como recuerda Traffic en un comunicado, la inmensa mayoría de los rinocerontes son abatidos para arrancarles los cuernos y exportarlos a Asia, donde son muy apreciados por 'medicinas' tradicionales que elaboran con ellos pócimas con supuestas propiedades afrodisiacas o vigorizantes. Los destinos principales son Vietnam, China y Tailandia. Su precio en el mercado negro es superior al del platino o la heroína.

La mayoría de los ejemplares murieron en el parque nacional Kruger, fronterizo con Mozambique, y ello a pesar del aumento de la vigilancia. En el 2013 se movilizó para este fin incluso un avión no tripulado. De hecho, el número de sospechosos detenidos en relación con la caza furtiva aumentó hasta 343, pero fue a un ritmo muy inferior al de rinocerontes cazados.