Ir a contenido

Partidos y ecologistas critican la sentencia absolutoria del caso Prestige

PSOE, IU, BNG, Greenpeace y Ecologistas en Acción coinciden en calificar el fallo de "vergüenza"

Partidos políticos y organizaciones ecologistas han criticado la sentencia absolutoria del caso Prestige que ha hecho pública este miércoles la Audiencia de La Coruña y consideran "una vergüenza" que no haya responsabilidades políticas por el desastre medioambiental.

La dirección del PSOE expresó su respeto a la sentencia pero juzgó "una vergüenza" que nadie de quienes entonces gobernaban haya asumido responsabilidades políticas. El dirigente socialista Rafael Simancas recordó a los miles de gallegos y españoles que trabajaron anónimamente limpiando chapapote y supliendo "la falta de diligencia y de dignidad de tanto responsable político que no dio la cara".

También quiso precisar que el PSOE "acompaña en la frustración" a quienes no entienden que más de una década después de la mayor catástrofe ambiental en España no se hayan asumido responsabilidades políticas. "Ni Cascos, que estaba de caza; ni Cañete, que se puso de lado; ni Rajoy, que intentó engañar a los ciudadanos" hablando de los "hilillos de plastilina" que salían del pecio.

El diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ha mostrado su disconformidad "absoluta" con la sentencia "tardía" sobre la catástrofe natural del Prestige y la tacha de "escándalo" por su contenido exculpatorio que no contempla ni responsabilidades civiles, ni penales.

Así, ha calificado la jornada de este miércoles de "día negro para la justicia", no sólo por todo el petróleo que se vertió ese día y que todavía mancha la costa, sino por el imaginario de los ciudadanos españoles a 11 años de la catástrofe.

La portavoz del BNG en el Congreso de los Diputados, Olaia Fernández Dávila, también manifestó la "decepción" de su grupo por la sentencia, de la que dijo, no achaca responsabilidades políticas al "señor de los hilillos", el entonces portavoz del Gobierno del PP, Mariano Rajoy.

Para el BNG, los "verdaderos culpables" de la dimensión de la catástrofe fueron los responsables políticos que "no estaban en el banquillo" y que además de tomar decisiones erróneas, "mintieron" en todo momento a los ciudadanos. 

La responsable de la Campaña de Energía de Greenpeace, Raquel Montón, ha lamentado que la sentencia sobre el hundimiento del petrolero Prestige no haya encontrado a los responsables, por lo que ha augurado que "otra marea negra será posible". Así "es imposible que el derecho penal pueda defender al medio ambiente", afirmó.

Y el coordinador de Campañas de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, consideró el fallo judicial "un auténtico cachondeo" porque, a su juicio, "se ríe de todos los destrozos ambientales y las consecuencias económicas y sociales". "Nos parece escandaloso y una burla hacia la justicia, las zonas afectadas y las personas que estuvimos implicadas en la limpieza de la costa", dijo.