Finanzas públicas

Mataró aprueba definitivamente el presupuesto y las ordenanzas fiscales para 2022

  • Tanto presupuesto como ordenanzas se aprobaron con el voto favorable de PSC y En Comú Podem y el voto en contra de los demás grupos de la oposición

Fachada del Ayuntamiento de Mataró.

Fachada del Ayuntamiento de Mataró.

5
Se lee en minutos
El Periódico

El Pleno municipal de Mataró (Maresme) aprobó definitivamente el pasado viernes 24 de diciembre, en sesión extraordinaria, tanto el presupuesto como las ordenanzas fiscales que aplicará el próximo año. El presupuesto del Ayuntamiento, el mayor de la historia, mantiene la cifra de 154,07 millones que se aprobó inicialmente en noviembre, y el presupuesto consolidado con las empresas municipales será de 188,68 millones. Así, desde el gobierno local destacan que en 2022 se destinará más gasto en seguridad, apoyo al envejecimiento y limpieza, manteniendo a la vez la congelación de los impuestos, así como de la mayor parte de tasas y precios públicos.

El presupuesto 2022 se presentó el 18 de noviembre en Audiencia pública, acto en el que la ciudadanía pudo conocer también las principales actuaciones previstas para el próximo año y pudo formular preguntas al equipo de Gobierno. Los grupos municipales de ERC, Junts per Mataró y Ciutadans presentaron alegaciones al presupuesto. Del total de 78 alegaciones, 54 se han estimado total o parcialmente al considerar que ya están contempladas o en ejecución.

En cuanto a las ordenanzas fiscales, presentaron alegaciones la Asociación de promotores y constructores de edificios de Catalunya (APCE), y los grupos municipales de ERC y de Ciutadans. "La mayor parte de ellas ya se habían valorado antes de su aprobación provisional y han sido desestimadas", aseveran desde el consistorio. Tanto el presupuesto como las ordenanzas fiscales se aprobaron con los votos favorables del gobierno municipal –integrado por PSC y En Comú Podem Mataró- mientras que los grupos de la oposición -ERC, Junts per Mataró y Ciutadans- votaron en contra.

Desde ERC, el grupo mayoritario de la oposición, señalan que, pese a admitir que se trata de un presupuesto que podría funcionar, el presupuesto “ no conseguirá revertir la percepción general ciudadana en relación con el funcionamiento cotidiano de la ciudad: desde diferentes cuestiones de mantenimiento de la vía pública, mal funcionamiento de la red semafórica aún sin contrato de mantenimiento operativo o el despliegue del Plan de Movilidad y la Anella Ciclista, hasta algunas áreas municipales, tales como licencias o los problemas a la policía local”.

Previsión de ingresos adicionales

El presupuesto del Ayuntamiento asciende a 154,07 millones (152,47 millones en 2021, un 1,05% de incremento). El presupuesto consolidado alcanza los 188,68 millones, un 3,71% más que el de 2021 (181,93 millones).

Por un lado, el Ayuntamiento prevé recibir ingresos adicionales procedentes de mayores aportaciones en la Participación en los Ingresos del Estado (3,3 millones), y mayores subvenciones (1,9 millones de la Agencia de Residuos para el año que viene y 1,1 millones del programa de resiliencia local de la Diputación). Pero, por otra parte, tendrá que hacer frente, como el resto de ayuntamientos, a la pérdida de ingresos que supone la nueva regulación del impuesto de la plusvalía.

Con la nueva fórmula de cálculo de la plusvalía que finalmente ha aprobado el Estado se prevé que se ingresen 1,6 millones menos por este concepto. “Ello obliga a dejar sin efecto por el momento algunas de las partidas previstas para cubrir este bajón, aunque se prevé que el cierre presupuestario del ejercicio 2021 comporte un remanente de tesorería positivo que permita reponer las cantidades previstas inicialmente”, aseveran desde el ejecutivo municipal. “La mayor afectación se da por ahora en la partida correspondiente a los presupuestos participativos”, añaden.

Algunos datos del presupuesto

Por lo que respecta al gasto social, se mantienen las ayudas y bonificaciones a la fiscalidad (500.000 euros), y también se incrementa en 1,53 millones el presupuesto destinado por programas a protección y promoción social, aumentando la dotación económica para el Servicio de Ayuda a Domicilio.

El gasto en equipamientos municipales al servicio del ciudadano se incrementa con la apertura del Espai Mataró Connecta, el Cafè Nou, la Presó, la Biblioteca Centre, etc. También se mejorarán servicios estratégicos como Licencias, Oficina Técnica para el plan de inversiones, Vivienda. El Ayuntamiento destinará 18,75 millones a Seguridad, movilidad y protección civil, 2,64 millones más en 2021. En Residuos y limpieza el gasto previsto es de 16,14 millones, 0,91 más que en 2021 para seguir implantando nuevos servicios. El presupuesto consolidado con las empresas destina 20,86 millones a Vivienda, urbanismo y vías públicas, 3,99 millones más que en 2021.

El Ayuntamiento destina 16,1 millones a inversiones, entre ellas el Proyecto de Videovigilancia (1,5 millones), el Plan de mejoras de pavimentos urbanos (1,28 millones), el Fondo de inversión viviendas (1,05 millones) , la cubierta de la Pista polideportiva de Cirera (inversión plurianual, 600.000 euros para el año 2022), la reurbanización de la calle de Sant Josep (530.000 euros), nuevas instalaciones de petanca en Rocafonda y Molins (450.000 euros), o la inversión en el Camp Municipal de Fútbol de Molins (inversión plurianual, 400.000 euros para 2022).

El presupuesto de inversión consolidado asciende a 29,32 millones. Entre ellas, las inversiones de AMSA en el Tub verd (1,92 millones), las mejoras en la red de agua (810.030 euros) y de alcantarillado (651.538 euros), y el proyecto de comunidades energéticas por el autoconsumo que el Ayuntamiento ha encargado a la sociedad municipal (916.000 euros). Y dentro de las actuaciones de PUMSA inversiones destacadas como la realización de proyectos, estudios e inicio de la urbanización del sector Iveco-Renfe-Farinera (6,3 millones) o vinculados al desarrollo de ronda Barceló-Illa Fàbregas y de Caralt (1, 56 millones) y El Rengle (521.1000 euros).

Las ordenanzas fiscales

En cuanto a las ordenanzas fiscales que regulan los tributos municipales, el rasgo fundamental es que no se prevé ninguna subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ni del resto de impuestos municipales.

Noticias relacionadas

En cuanto a las tasas municipales, los principales cambios afectan a dos servicios prestados por concesionarias, la tasa de cementerios y los precios públicos del Sorrall, que subirán un 2,4% y un 2,7% respectivamente. Se crean dos tasas vinculadas a los vehículos de movilidad personal (bicicletas, patinetes, etc.): una nueva tarifa por la retirada de este tipo de vehículos de la vía pública por parte de la grúa municipal y otra por la instalación de estacionamientos de bicicletas u otros VMP destinados a uso comercial. Y las ordenanzas fiscales para 2022 recuperan la bonificación de la tasa de basura por el uso que la ciudadanía hace de los puntos limpios municipales.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO