En 2019

El TSJC archiva la investigación por delito de odio contra una ex concejala de Mataró y diputada de Vox

El tribunal no aprecia que vinculara directamente la delincuencia con la inmigración

El TSJC archiva la investigación por delito de odio contra una ex concejala de Mataró y diputada de Vox

JoanCortadellas (Delegaciones)

1
Se lee en minutos
ACN

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha archivado la investigación contra la diputada de Vox en el Parlament Mónica Lora cuando era concejala de Plataforma per Catalunya en Mataró (Maresme) por un delito de odio. Los magistrados no aprecian indicios de delito y devuelven la causa al juzgado de Mataró por si decide continuarla para el resto de investigados no aforados. La investigación se abrió por una denuncia de una persona magrebí que había recibido insultos en las redes después de enfrentarse a Lora y aparecer en un vídeo de la ex concejala.

Los hechos tuvieron lugar en enero de 2019, cuatro meses antes de las elecciones municipales, cuando Lora y otra persona grabaron un discurso en la plaza Isla Cristina de Mataró sobre el supuesto aumento de las agresiones sexuales en la ciudad. Otra persona les recriminó que vincularan la delincuencia con los magrebíes y les pidió que no la grabaran. Lora pidió al interpelante que se fuera del lugar, porque ella no pensaba hacerlo, ya que estaba en su barrio.

Lora difundió este vídeo a través de sus cuentas de Facebook, Instagram y Twitter, lo que generó varios comentarios de contenido "discriminatorio y contra la dignidad del denunciante". Además, envió el vídeo a un medio de comunicación de ultraderecha, lo que hizo aumentar los comentarios vejatorios por el origen racial del denunciante.

El TSJC reprocha al juzgado de Mataró que no haya aportado una exposición razonada de los indicios contra Lora ni el vídeo grabado por ella. Sin embargo, los magistrados lo han podido ver y concluyen que el discurso de Lora sólo acababa de empezar con la frase: "Ayer en Mataró hubo otra agresión sexual". En este punto fue interrumpida por el denunciante. Aunque Lora y la persona que grababa el vídeo le pidieron que les dejara hablar, éste no lo hizo. La grabación termina cuando el denunciante pide que dejen de grabar en la calle y Lora le dice que llame a la policía.

Noticias relacionadas

La noticia en el digital de ultraderecha sí vincula las agresiones sexuales a los magrebíes, pero en el video esta vinculación no aparece. También hay comentarios en las redes que hacen la vinculación, pero el tribunal dice que se deberán investigar aparte.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO