Nuevo director-gerente de Mataró Audiovisual

Oriol Burgada: “De la crisis de modelo informativo solo nos sacará hacer más y mejor periodismo”

  • Admite las dificultades del reto asumido, pero muestra confianza en su equipo y presume de que "a la mayoría de la plantilla le brillan los ojos cuando habla de trabajo"

Oriol Burgada, director-gerente de Mataró Audiovisual, en la sala de realización de la Televisió de Mataró.

Oriol Burgada, director-gerente de Mataró Audiovisual, en la sala de realización de la Televisió de Mataró. / Marina Rodríguez

13
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +

Exactamente un mes después de que asumiera el cargo de director-gerente de Mataró Audiovisual, EL PERIÓDICO se sienta con Oriol Burgada (Mataró, 1982) para conocer el nuevo rumbo que afrontan la televisión y la radio de la capital del Maresme. Empeñados en hacer mejor periodismo, a las pocas semanas de su llegada, Burgada y el equipo directivo de Mataró Audiovisual ya han logrado sacar adelante un acuerdo colectivo, secundado por el 96% de la plantilla, para encarar una reorganización interna que les permita, entre otras cuestiones, mantener la actualidad informativa de lunes a domingo. De este modo, los trabajadores del medio público han aceptado cambios en los horarios laborales o un sistema de turnos para seguir al pie del cañón los fines de semana.

-Usted ha dejado un puesto de responsabilidad como Director de Comunicación del Departament d'Acció Climàtica de la Generalitat para venir a dirigir una televisión y una radio locales. ¿Por qué?

Porque dirigir la radio y la televisión de Mataró también es un trabajo de mucha responsabilidad y tenía muchas ganas de hacerlo. Me hace mucha ilusión. Sé que es un reto y que no será fácil, pero no se trata de ir a hacer cosas fáciles, sino de ir poniéndose retos. Además, yo había trabajado en la antigua Televisió de Mataró y me apetecía mucho. Para mí, volver a trabajar aquí es dar continuidad a una trayectoria profesional que empezó hace mucho tiempo. Es como volver a casa.

-¿Había quedado algo pendiente?

Es un oficio que no te acabarías nunca. Si el día tuviese 50 horas podrías estar 50 horas trabajando, por lo tanto, siempre quedan cosas pendientes.

-¿Cómo se ha encontrado la máquina? ¿Cuáles son los activos a conservar y qué cosas hay que cambiar sí o sí?

El principal activo es que a la mayoría de la plantilla le brillan los ojos cuando habla de trabajo. Este es un activo que no se puede pagar. Es la principal virtud que tienen la radio y la televisión de Mataró. Ahora bien, tenemos que hacer mucha más televisión, porque el presupuesto de esta casa es el de una televisión y realmente estamos haciendo muy poca. De hecho, en un mes ha sido suficiente para que lográramos llevar a un acuerdo que nos permitiese ampliar las horas de programación de televisión y de hacer una apuesta más grande por el directo y la cobertura informativa del fin de semana. Ésta es la demostración más grande de que aquí hay una plantilla implicada, comprometida con el servicio público y que tiene ganas de demostrar que todavía puede ser más útil de lo que ha sido hasta ahora.

-¿Hacia dónde va dirigida pues esta reorganización interna que habéis empezado?

Va dirigida a ser más eficaces y a sacar el máximo rendimiento de los recursos propios. Durante el fin de semana, por ejemplo, nosotros hemos de ser capaces de mantener el pulso informativo, de tener las redes sociales y la web actualizada y de hacer boletines para la radio. Tenemos que ser capaces de esto y hemos llegado a un acuerdo entre todos para hacerlo posible.

-Usted ha anunciado un refuerzo de la radio por la mañana y de la televisión por la tarde-noche, diferenciando los espacios de uno y otro medio, unos cambios que se pondrán en marcha antes de Navidad. En el caso sobre todo televisivo, ¿por qué se redobla la apuesta por la TDT y la emisión en directo? ¿No está el futuro en los contenidos ‘a la carta’, que se pueden consumir en cualquier momento?

Una cosa no quita la otra. Que la TDT está sentenciada a muerte es evidente, pero que la TDT esté sentenciada no puede implicar que nosotros renunciemos a hacer directo y a estar enganchados como una lapa a la actualidad. También tenemos que hacer toda la transición hacia la televisión a demanda. Nosotros, igual que todo el sistema de comunicación de proximidad, tenemos que tener un ‘Netflix’, pero esto en ningún caso puede implicar que renunciemos a la apuesta por el directo y la actualidad.

-¿La apuesta en el caso de la radio es más continuista? ¿Seguirá la filosofía de una radio basada en la participación de las entidades de la ciudad y por lo tanto poco profesionalizada?

En la radio debemos asegurarnos de mantener la participación a la vez que garantizamos un mínimo de calidad en antena. Tenemos que hacer que el sistema de participación sea compatible con la viabilidad del conjunto del proyecto.

-¿Y esto en qué se traduce?

En que tenemos que encontrar la fórmula para que todo esto sea posible, pero, sobre todo, esta fórmula debe estar subordinada a la viabilidad del proyecto y, ahora mismo, necesitamos muchos recursos para abrir el plató de televisión y para poder cubrir informativamente los fines de semana.

Oriol Burgada junto a parte de la redacción de Mataró Audiovisual.

/ Marina Rodríguez

-En conjunto, ¿vamos hacia una fórmula donde la televisión y la radio sean complementarias pero no mezcladas? Como se hacía hasta ahora bajo la fórmula de un único canal con emisiones conjuntas.

La radio tiene que hacer de radio y la radio la podemos enseñar por la tele, pero la tele no puede hacer de radio. Continuaremos haciendo el simulcast, la emisión en paralelo por radio y televisión con el programa matinal, pero el programa de la tele de la noche solo lo haremos por televisión y no lo enseñaremos por la radio. Tenemos que hacer televisión 100%, y la televisión 100% no se entiende por la radio. Así, el programa que empezaremos a hacer, de dos horas cada día por televisión, será cien por cien televisivo y no será compatible con la radio.

Este nuevo programa lo haremos en el plató, que está cerrado desde hace un año y medio. Pasaremos de 40 minutos diarios a dos horas de televisión en directo, de las 20 a las 22 h. En estas dos horas habrá también una explotación permanente de la antigua televisión de Mataró, porque tenemos que explicar y reivindicar 40 años de televisión en Mataró. Hay muy pocos lugares donde tengan 40 años de televisión. Empezamos antes en Mataró que TV3, llegamos a tener la segunda televisión local de Catalunya. Esto quiere decir que tenemos el mejor archivo de imágenes de todas las televisiones locales de Catalunya. El mejor. Tenemos que hacer que este archivo salga cada día por la tele, porque es un elemento que nos diferencia de las demás televisiones locales de Catalunya.

-Por cierto, la gente de Mataró sigue diciendo "la Televisión de Mataró" y "Radio Mataró", en vez de los nombres oficiales que se le han dado a los dos canales, que son Mataró Televisió y Mataró Ràdio. ¿Es necesario hacer un cambio en el naming?

Dejaremos de decirle “Mataró Audiovisual” y nos volveremos a referir a una televisión y a una radio. Mataró Audiovisual es el nombre de una empresa, que es un instrumento, pero las marcas son la de una radio y la de una televisión. Si todo el mundo dice Televisió de Mataró, ¿por qué tenemos que esforzarnos por lo contrario? Luchar contra una marca como ‘Televisió de Mataró’ es una batalla que es absurda y está perdida.

-¿Qué futuro tiene un canal de televisión y de radio de proximidad? ¿En el mundo globalizado en que vivimos no es cada vez algo más anecdótico?

Estamos fascinados por la tecnología desde que se inventó la imprenta y es una fascinación cíclica, pero la es solo un instrumento que tenemos que usar para transmitir mensajes. Mientras haya comunidades, estas necesitarán identidad, necesitarán cohesión y necesitarán sitios donde reconocerse. Mientras esto sea necesario, harán falta medios de comunicación de proximidad. De esta crisis de modelo, en la que las redes sociales nos han quitado el monopolio, el cambio en los hábitos de consumo, la dificultad por estar presentes en plataformas digitales… solo nos sacará el periodismo. Si queremos salir de esta crisis tenemos que hacer más y mejor periodismo.

-¿Qué salvará a los medios locales?

Nos salvarán los contenidos, no la tecnología. Tenemos que pensar qué contenidos tenemos que ofrecer a través de estos canales, porque si somos capaces de fabricar contenidos que sean útiles, tenemos el futuro asegurado y seremos más necesarios que nunca. Siempre será necesario que aportemos elementos de juicio para que la gente pueda aplicar su criterio. Siempre habrá elecciones municipales, cabalgatas, fiestas mayores… y siempre se necesitará a alguien que se dedique a explicarlo.

Pero no nos tenemos que quedar solo en Mataró. Tenemos que hacer una apuesta importante por la comarca. Nuestro criterio tiene que ser periodístico, no administrativo. Es indudable que Mataró está rodeada de ciudades de las que hace de capital y esto se debe reflejar en nuestra antena. Debemos ejercer nuestra capitalidad desde los medios de comunicación.

-¿Se puede cubrir un territorio comarcal con la plantilla actual?

Y tanto. Lo que tenemos que hacer es ir a explicar aquellos hechos que nos explican como comarca. Por lo tanto, todos los contenidos comarcales tienen que hacer referencia al turismo, a los espacios naturales, a cuestiones económicas o al transporte. Tenemos que salir de Mataró para explicar aquello que es comarcal, no aquello que es local de fuera de Mataró.

-Y en Mataró, ¿cuáles son los contenidos que hay que ir a buscar?

Tenemos que ser más exhaustivos con Mataró que con los municipios de la comarca y, para nosotros, no tiene interés la inauguración de una calle de un municipio de fuera de Mataró, pero, en cambio, seguro que tiene interés un accidente en la autopista que ha colapsado el tráfico en toda la comarca. Y si nosotros en el mercado de la plaza de Cuba tenemos peces que han sido pescados en Arenys, también nos interesa todo lo que pase en el puerto de Arenys. Y si ha habido un problema en la estación de trenes de Premià de Mar que ha hecho que la gente de Mataró llegue tarde a trabajar… esto también nos interesa.

Oriol Burgada.

/ Marina Rodríguez

-Así, ¿cuáles son los principales retos a alcanzar?

Tenemos que ser líderes informativos indiscutibles, tenemos que incrementar las audiencias y tenemos que hacer crecer los ingresos.

-¿Cómo se incrementan los ingresos? Porque entiendo que de ello depende poder implementar planes como la televisión ‘a la carta’.

Al final, todo lo que tenemos que conseguir sólo lo lograremos si somos capaces de rehacer antiguas complicidades y hacer nuevas. Tenemos que conseguir que toda la ciudad y la comarca nos identifiquen como patrimonio. Así, el otro gran reto que tenemos es el de recuperar el gran público perdido y de conquistar al joven.

-¿Y cómo se llegará al público joven? Un sector mucho más adaptado a los nuevos lenguajes audiovisuales.

Los jóvenes y los pequeños tienen que tener mucha más presencia en la radio y la televisión. Sin concretarlo en programas, tienen que ser protagonistas. Es uno de los objetivos y que tenemos que conseguir cuanto antes mejor.

-Mirando más ‘hacia afuera’. Ustedes participan en una nueva apuesta metropolitana de La Xarxa, un espacio que se hace cada tarde. ¿Hasta qué punto es compatible la apuesta por los contenidos locales y al mismo tiempo tener protagonismo como productor de contenidos para La Xarxa?

Es totalmente compatible. Lo que tenemos que exportar a La Xarxa es Mataró y Maresme, y Mataró y Maresme es a lo que nos dedicamos a explicar nosotros. Por lo tanto, digamos que La Xarxa es una oportunidad para producir contenidos, es una oportunidad para exportar Mataró y exportar la comarca y, además, nos permite hacer economías de escala, porque aquello que explicamos para La Xarxa, son cosas que también explicamos a nuestra audiencia directamente. Todos estos programas de ámbito metropolitano no son un más a más, forman parte de nuestra programación y son programas muy importantes. No es un trabajo añadido ni es una tarea que colisione con lo que nosotros hacemos, al contrario, es una oportunidad de poder explicar lo que nosotros hacemos a los demás.

-¿Y ahora mismo se está logrando?

Lo estamos haciendo, pero hay que hacerlo mucho más.

-¿Cómo?

Eligiendo y proponiendo mejores temas y poniendo en marcha una redacción que esté especializada por áreas. En definitiva, haciendo periodismo, haciendo más periodismo cada día.

-El concejal Juan Carlos Jerez, el día de su comparecencia, le pidió también insertarse de verdad con las dinámicas de TecnoCampus, el parque tecnológico donde están situados los estudios de la radio y la televisión, tanto con respecto a la relación con los estudiantes del Grado de Medios Audiovisuales como con las empresas. ¿Cómo lo hará?

Ahora el TecnoCampus y la Radio de Mataró comparten piso. Tienen que pasar de compartir piso a dormir en la misma cama. Y esto se traduce en que Mataró Audiovisual tenga, por ejemplo, un papel activo en toda la formación del Grado de Medios Audiovisuales. Existe otra única experiencia en Catalunya que tenga un medio de comunicación en una facultad donde se enseñe comunicación. Por lo tanto, es una singularidad que el TecnoCampus puede explotar y que podemos explotar nosotros. A nosotros nos da una pátina académica que nos da prestigio y, en el caso del TecnoCampus, el gran objetivo de la mayoría de los estudios universitarios que tienen que más que ver con un oficio, como lo son el periodismo y la comunicación, es el del contacto del mundo académico con el mundo profesional.

-Otro reto que tiene es dar juego a las productoras privadas de la ciudad y en general incentivar todo el elemento audiovisual en la ciudad. ¿Cómo desplegará esta línea de trabajo?

Uno de los objetivos es que esto no sea competencia de nadie, sino que sea un tipo de piedra angular, pero esto es una línea aún por desarrollar, porque el gran problema que tiene esta casa es que prácticamente todo el presupuesto sirve para pagar nóminas. Entonces, hay muy poco margen para hacer según qué inversiones en producciones. Forma parte de un cambio de concepción que tiene que estar incluido y trabajado en el Plan estratégico que debemos empezar y que tenemos que cerrar este mes de febrero.

 -En su comparecencia ante los medios locales, una vez firmado el contrato que lo liga por cuatro años con Mataró Audiovisual, usted admitió que probablemente esta es "la última oportunidad para reflotar los medios públicos de la ciudad". ¿Teme por la continuidad del proyecto?

No, lo que tengo es una enorme confianza en el equipo de esta casa. Con el acuerdo colectivo que hemos cerrado con el apoyo del 96% de la plantilla, el equipo de esta radio y de esta televisión ha alzado la voz para reivindicar su trabajo y ha dicho tres cosas: que están comprometidos con el servicio público, que tenemos que ser más útiles y que queremos ser líderes. Es una manera de reivindicar los medios y su función, una manera de decir: “Ep, que aquí estamos y estamos dispuestos a ir más allá para demostrar que esto es un servicio público irrenunciable”.

Noticias relacionadas

Oriol Burgada, director-gerente de Mataró Audiovisual, posa para El Periódico en la pecera de los estudios de radio.

/ Marina Rodríguez

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO

Temas

Mataró Radio