Verbena

El Maresme abrirá las playas por Sant Joan y reforzará la vigilancia para evitar aglomeraciones

En Mataró se restringirá la circulación en el paseo marítimo y tres pueblos prohíben explícitamente las hogueras

La playa de Mataró.

La playa de Mataró. / AYUNTAMIENTO DE MATARÓ

2
Se lee en minutos
ACN

La quincena de municipios de costa de la comarca del Maresme mantendrán las playas abiertas durante la verbena de Sant Joan. La decisión en el extremo norte de Barcelona contrasta con la de los municipios del sur, después de que en el Baix Llobregat y el Garraf la opción para esta verbena haya sido la de cerrar el acceso al litoral por precaución. Como en un Sant Joan convencional, en el Maresme los ayuntamientos reforzarán la seguridad en las playas, sobre todo para evitar aglomeraciones, como marca el Procicat. En Mataró, por ejemplo, se restringirá el acceso al paseo marítimo. También hay municipios que prohíben explícitamente las hogueras, como son Cabrera de Mar, Canet de Mar y Caldes d'Estrac.

La capital de comarca justifica la decisión por la situación epidemiológica en la ciudad, donde el riesgo de rebrote es moderado desde semanas. Igualmente, sin embargo, para evitar problemas graves de seguridad y convivencia, la Policía Local prepara un dispositivo específico de vigilancia y se restringirá la circulación de vehículos por el paseo marítimo.

Al norte de la comarca, Calella confía al sistema informático estrenado el año pasado para controlar el aforo en las playas, también durante la verbena. Además, habrá controles policial y se ha activado un refuerzo de personal municipal para apoyar a los agentes. También tendrán la playa abierta Malgrat de Mar, Pineda de Mar y Santa Susanna.

Por debajo de Calella, en Sant Pol de Mar, Canet de Mar y Arenys de Mar la decisión es la misma. El Ayuntamiento de Arenys de Mar explica que la Policía Local controlará usos indebidos del espacio, como la realización de barbacoas o botellones, mientras que Canet de Mar es uno de los tres municipios que explicita la prohibición de hacer hogueras.

A las conocidas como 'tres villas', Sant Vicenç de Montalt prohíbe comer y beber en la playa, aunque sí que autoriza el lanzamiento de petardos en este espacio. En Caldes d'Estrac se prohíben las hogueras y la Policía Local reforzará la vigilancia en el frente marítimo. También abrirá sus playas para la verbena Sant Andreu de Llavaneres.

Apertura consensuada

En el Baix Maresme, Vilassar de Mar, Premià de Mar, Cabrera de Mar y El Masnou han consensuado conjuntamente la apertura de las playas. Cabrera de Mar es uno de los municipios que prohíbe también las hogueras en este espacio y desde el Masnou avisan de que la Policía Local actuará si se observan zonas de aglomeración excesiva de personas.

Noticias relacionadas

Finalmente, Montgat aún no ha tomado una decisión definitiva. Es el único municipio costero del Maresme que forma parte del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), pero el consistorio no se posiciona sobre si seguirá o no la directriz del AMB o Badalona dudó los responsables políticos.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO