Transformación económica

Mataró apuesta por ser referente como “ciudad cuidadora” con un proyecto de innovación en el envejecimiento activo

  • La iniciativa ‘Mataró-Maresme: ecosistema de innovación para las ciudades cuidadoras’ cuenta con un presupuesto de 4.612.992,74 de euros

  • Se enmarca en una de las grandes líneas que el gobierno local ya dibujó en enero para captar parte de los Fondos Next Generation

El alcalde de Mataró, David Bote, y la concejala de Bienestar Social y Promoción de la Salud, Laura Seijo, en la reunión de trabajo con los socios del proyecto.

El alcalde de Mataró, David Bote, y la concejala de Bienestar Social y Promoción de la Salud, Laura Seijo, en la reunión de trabajo con los socios del proyecto. / Ayuntamiento de Mataró

Se lee en minutos

El Periódico

El alcalde de Mataró (Maresme), David Bote, y la concejala de Bienestar Social y Promoción de la Salud, Laura Seijo, han presentado este 27 de abril el Proyecto de Especialización y Competitividad Territorial (PECT) de ‘Mataró-Maresme: ecosistema de innovación para las ciudades cuidadoras’. Este proyecto se enmarca en una de las grandes líneas que el gobierno local ya dibujó en enero para captar parte de los Fondos Next Generation de la Unión Europea, el proyecto ‘Mataró, Ciudad Cuidadora’, y que tienen como propósito ayudar a la reconstrucción económica de los países y ciudades tras el paso de la pandemia del covid-19.

El ‘Mataró, Ciudad Cuidadora’ es un proyecto enmarcado dentro de lo que se denomina “economía de los cuidados” y en el cual están implicados esencialmente el Ayuntamiento, la Fundació Hospital -que ya ofrece servicios complementarios a los de la cartera pública de salud- y el TecnoCampus, que cuenta con una Cátedra de Envejecimiento Activo.

Ahora, la iniciativa 'Mataró-Maresme: ecosistema de innovación para las ciudades cuidadoras’ tiene como objetivo desarrollar e implementar en el territorio modelos y soluciones innovadoras de acompañamiento al envejecimiento activo y la atención a las personas en situación de fragilidad, dependencia, cronicidad o discapacidad, mediante procesos de investigación y desarrollo tecnológico.

“Aquí buscamos desarrollar tecnologías para evitar la pérdida total de autonomía de las personas frágiles, que son aquellas que están en proceso de perderla, precisamente. Contribuir, en suma, a un envejecimiento activo y a una mejora de la calidad de vida”, explicaba ya en enero el alcalde Bote en el marco de los Next Generation.

Más de 4 millones y medio de euros

El presupuesto del proyecto ‘Mataró-Maresme: ecosistema de innovación para las ciudades cuidadoras’ es de 4.612.992,74 de euros por una duración inicial de dos años, de los cuales la mitad son aportados por la Generalitat de Catalunya en el marco del PO FEDER de Catalunya 2014-2020.

“Los PECT son un tipo de proyectos que contribuyen al desarrollo de la Estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente de Catalunya (RIS3CAT)”, señalan desde el Ayuntamiento de Mataró. Son iniciativas impulsadas desde el ámbito local con “un fuerte componente innovador” para la transformación económica del territorio y para la generación de actividad económica sostenible y de empleo.

A la presentación también han asistido representantes de: el Consorci Sanitari del Maresme, la Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, la Fundació Eureca, la Fundació Hospital de Sant Jaume i Santa Magdalena, y de la Fundació El Maresme, como agentes que desarrollarán acciones en el marco del proyecto, y también el Consell Comarcal del Maresme y la Fundació TIC Salut Social, que colaboran.

Ecosistema territorial para los cuidados

Aparte de ser el socio impulsor y el responsable de la coordinación del proyecto, el Ayuntamiento de Mataró tiene como misión crear un equipamiento de innovación y de dinamización del ecosistema territorial de este ámbito, para  lo que dispone de un presupuesto de 1.888.799,14 de euros.

Desde el gobierno local explican que este equipamiento se ubicará en el edificio patrimonial del Hospital Sant Jaume i Santa Magdalena donde, una vez rehabilitada la planta baja y parte de la primera, contará con: un 'Innolab' (200 m²), un espacio relacional y de innovación social (450 m²), un espacio de diagnóstico físico (400 m²), un espacio de atención al envejecimiento de personas con discapacidad (450 m²), un servicio de atención integral a la fragilidad (150 m²) y espacios auxiliares.

Este nuevo espacio, que acogerá parte de las actuaciones del resto de socios del proyecto, “será un equipamiento de referencia en la comarca en la atención a la fragilidad, la vulnerabilidad y el envejecimiento activo con un alto componente de innovación tecnológica”, afirman desde el Ayuntamiento.

Disfagia orofaríngea

También destaca la responsabilidad del Consorci Sanitari del Maresme, cuyo papel se centrará en mejorar el diagnóstico y poner en marcha un tratamiento innovador de la fragilidad y la disfagia orofaríngea para un envejecimiento saludable y autónomo.

La disfagia orofaríngea es una patología del sistema digestivo con una elevada prevalencia entre la población de personas mayores, se calcula, según datos ofrecidos por el Ayuntamiento, que en Mataró afecta a unas 3.000 personas. Así, la operación del Consorci Sanitari del Maresme cuenta con un presupuesto de 1.183.129,76 de euros.

Los demás participantes

La Fundació TecnoCampus Mataró-Maresme, que cuenta ya con una cátedra de Envejecimiento y Calidad de Vida, hará un estudio del impacto del ejercicio físico en la salud de las personas mayores de la comarca del Maresme (El presupuesto asciende a 531.194,18 euros). Las acciones de la Fundació Eureca, con un presupuesto de 465.257,10 euros, van en la línea de conseguir transferencia de conocimiento y de tecnología para la mejora de la calidad de vida de la población mayor del Maresme.

Respecto a la Fundación Hospital Sant Jaume y Santa Magdalena, se creará un ‘Innolab’, un equipamiento innovador con tres escenarios de simulación dirigidos a mejorar la comunicación y la seguridad de los colectivos vulnerables que estará al servicio de las empresas y de los estudiantes adoptando un modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP). En este caso la asignación es de 273.145,06 euros.

Noticias relacionadas

Por último, con un presupuesto de 271.467,50 euros, la Fundació Maresme hará y aplicará un proyecto piloto con un nuevo modelo de acompañamiento al envejecimiento activo comunitario e inclusivo para personas con discapacidad intelectual y otros colectivos vulnerables. 

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO