Espacio público

Mataró: la única gran ciudad de Barcelona que mantiene cerrados sus parques infantiles

La concejala de Salud, Laura Seijo, asegura que la reapertura no se ha llevado a cabo por razones de seguridad

Zona de juegos infantiles del nuevo Parque Central de Mataró, teóricamente cerrada pero que los padres y niños usan con normalidad.

Zona de juegos infantiles del nuevo Parque Central de Mataró, teóricamente cerrada pero que los padres y niños usan con normalidad. / Joan Salicrú

Se lee en minutos

Todas las grandes ciudades del área de BarcelonaL’Hospitalet, Terrassa, Sabadell, Badalona…- reabrieron los parques infantiles el pasado 20 de junio y desde entonces no los han cerrado, de forma que los niños han podido ir ahí a jugar tanto en verano como en otoño como ahora en invierno.

¿Todas las ciudades? ¡No! En el extremo norte de la región metropolitana, existe una ciudad donde los parques permanecen cerrados, precintados, prácticamente desde hace un año –con un pequeño respiro entre el 18 de junio y el 20 de julio, cuando volvieron a cerrarse-. Se llama Mataró.

A los habitantes de esta ciudad se les llama ‘capgrossos’ y se dice que a veces llevan a cabo ‘capgrossades’, esto es, cosas sin sentido o que intentos de ser "más papistas que el Papa". Esto es lo que muchos padres de la ciudad piensan y comentan estos días a la salida de los colegios, ahora que el día se alarga y los niños, instintivamente, quieren permanecer en la calle y, como no, jugar en alguno de los 128 parques infantiles de la ciudad.

Un padre de la escuela Montserrat Solà, Òscar Fernández, por ejemplo, le dirigió una comunicación al propio alcalde de Mataró vía Instagram a la cual EL PERIÓDICO ha tenido acceso para preguntarle por qué en Mataró los parques siguen cerrados cuando están abiertos en el resto de las grandes ciudades catalanas.

“El Ayuntamiento de Barcelona informa en cada parque de las condiciones de uso. Me parece que en Mataró se puede hacer lo mismo. El uso de los parques beneficia la salud de los niños, más todavía cuando se ha demostrado que son malos transmisores del virus. [que estén cerrados] es un agravio comparativo con niños de otras ciudades, ¿no?", le escribió a David Bote.

La respuesta del alcalde fue en la misma línea que da el Ayuntamiento –que es quien tiene la competencia de decidir si se abren o no- cuando se le pregunta sobre el tema: “No es prudente hacerlo, no podemos garantizar la seguridad de los niños, que como ciudadanos también tienen derechos”.

La concejala de Salud, Laura Seijo, se reafirma en ello: "No hemos abierto los parques por seguridad, porque creamos qe reabrirlos no es seguro ahora mismo". Fuentes municipales recuerdan, además, que habría que garantizar la limpieza y la desinfección de los espacios, establecer agentes de control e información y reducir aforos a partir de un conjunto de pautas que estableció la Generalitat cuando finalizó el desconfinamiento.

"La voluntad no es complicar la vida a nadie con esta medida, sino ser prudentes y velar por la salud de la ciudadanía. Conscientes de que es un tema que preocupa y angustia, la voluntad del gobierno es poder reabrir los parques infantiles cuando disminuya claramente la curva de contagios, pero de momento Mataró sigue en un riesgo muy alto de rebrote”, comentala propia Laura Seijo –a día de hoy el índice de rebrote estaba en 373-.

Ocupación ‘de facto’ de los parques

De todas maneras, una cosa es lo que apunta el Ayuntamiento y la otra la práctica real de los padres y madres. Un paseo por varios de estos parques permite constatar que en realidad los parques infantiles están casi todos en funcionamiento y que los padres y los niños los han desprecintado.

En relación a esta realidad, que el Ayuntamiento no niega, fuentes municipales aseguran que la Policía Local vigila los parques, repondrá los precintos en el caso de que alguien los haya desmontado y que, si se identifica la persona responsable del desprecinto, esta podría ser sancionada con una multa de hasta 600 euros.  

Te puede interesar

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO