29 nov 2020

Ir a contenido

AÑO 2021

Mataró prevé un "ajuste presupuestario" de 8 millones de euros ante la desaprobación de la oposición

Los partidos cargan contra la subida de la tasa de basuras y el incremento del IBI, aunque podrían apoyar el plan de racionalización para reducir el gasto

Por otra parte, el consistorio prepara un paquete de medidas para el ahorro energético, como el cambio del alumbrado público por tecnología LED

El Periódico

 Las banderas del Ayuntamiento de Mataró, a media asta por las víctimas del coronavirus.

 Las banderas del Ayuntamiento de Mataró, a media asta por las víctimas del coronavirus. / AYUNTAMIENTO DE MATARÓ

El impacto económico de la crisis del covid-19 ha dejado tocadas las finanzas de los municipios. En concreto, el Ayuntamiento de Mataró, que ya ha realizado ajustes este año por valor de 2,6 millones, prevé un “ajuste presupuestario” de 8 millones de euros en el presupuesto de 2021.

El gobierno municipal ya está estudiando la forma de equilibrar las cuentas y “una de las vías es la generación de ingresos a través del incremento de las ordenanzas”, según el concejal de Adminitración, Juan Carlos Jerez (PSC). La tasa de la basura será una de las subidas inevitables ante el nuevo contrato de servicio que prepara el consistorio, así como un aumento “poco significativo” del IBI. También se está trabajando en la aplicación de medidas de racionalización para reducir el gasto municipal.

El plan de racionalización del consistorio se prevé que alcance “un par de años más”, ya que el impacto económico de la pandemia puede durar hasta 2023. Jerez explica que se estudiará si es sostenible seguir gestionando servicios competentes de otras administraciones, y así poder reducir costes y optimizar la gestión.

La oposición carga contra la subida de impuestos

La oposición al completo ha cargado contra las intenciones del gobierno municipal en materia de finanzas. ERC defiende que con “la que está cayendo” no se puede “pedir un nuevo esfuerzo a la ciudadanía”. Además, consideran que el consistorio hace un uso de los ingresos "poco eficiente en beneficio de lo común”. Los republicanos se muestran abiertos a “trabajar conjuntamente” el plan de racionalización, ya que consideran que es “un buen punto de partida”.

Ciutadans, por su parte, también ha manifestado su rechazo a los planteamientos económicos del consistorio. Exige que el gobierno “afronte con seriedad, compromiso y sin frivolidades económicas y sociales” los distintos problemas de la ciudad.

Junts per Mataró considera que el equipo liderado por David Bote “empieza la casa por el tejado”. Afirman que subir la tasa de la basura “cuando la ciudad está más dejada que nunca” no es una medida adecuada. Sobre la intención de incrementar el IBI defienden que “es preciso proyectar y repensar antes que aumentar aún más la presión fiscal”.

Ahorro energético

A nivel interno, el Ayuntamiento de Mataró prevé impulsar medidas de ahorro energético en los distintos equipamientos municipales, el cambio del alumbrado público por tecnología LED o la simplificación del organigrama municipal y la optimización de la plantilla.

El consistorio sigue solicitando a Bankia la antigua sede central para centralizar los servicios.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA