26 oct 2020

Ir a contenido

COMBATIR LA PANDEMIA

Mataró firma un convenio para mejorar la coordinación entre administraciones por la crisis de la covid-19

El objetivo es compartir los datos de contagiados y sus contactos para "intentar cortar la cadena de transmisión del virus"

El convenio de cooperación interadministrativa está firmado por el Ayuntamiento, el Servei Català de la Salud y el Departament de Salut

El Periódico

Una mujer con mascarilla estornuda.

Una mujer con mascarilla estornuda. / 123RF

El alcalde de Mataró, David Bote, la secretaria general del Departament de Salut de la Generalitat, Laura Pelay, y el director del Servei Català de la Salud (CatSalut ), Adrià Comella, firmaron el pasado 11 de agosto un convenio cooperación interadministrativa con el objetivo de “mejorar la coordinación por la crisis sanitaria de la covid-19”.

Según explican desde el consistorio, el objetivo principal del acuerdo es coordinar los servicios públicos para lograr una respuesta más eficaz en términos asistenciales y sociales y, a la vez, “mejorar la capacidad de seguimiento de las personas afectadas y de aislamiento de la población cuando así se requiera”.

La cooperación se plantea entre la Secretaria de Salut Pública, el CatSalut -a través de los equipos de atención primaria de la ciudad- y los servicios municipales que el Ayuntamiento determine, y se proyecta sobre cualquier centro sanitario que reciba la derivación de pacientes procedentes de los equipos de primaria, y de las residencias para personas mayores o con discapacidad y centros comunitarios de cualquier tipo.

El convenio tiene vigencia mientras perdure la emergencia sanitaria o máximo durante un año a partir de la firma. Así, una comisión de seguimiento velará por su cumplimiento.

Distintas funciones

Según el convenio, corresponde al CatSalut: el tratamiento de los enfermos por los equipos asistenciales integrados al sistema público de salud; la adopción de medidas de carácter sanitario y asistencial, incluidas el aislamiento de pacientes con covid-19; y el confinamiento de personas que puedan haber entrado en contacto.

Por su parte, el Departament de Salut de la Generalitat adoptará las medidas de carácter especial a nivel territorial que sean necesarias en virtud del escenario y las necesidades detectadas.

Así, corresponde al Ayuntamiento, a través de los respectivos servicios municipales, coordinarse tanto con la Secretaria de Salut Pública como con el CatSalut y los equipos de atención primaria de Mataró y cualquier dispositivo residencial o asistencial de la ciudad donde puedan haber pacientes o personas usuarias que estén siendo tratados en los centros de atención primaria.

En caso de aislamiento

“Si el Ayuntamiento tiene conocimiento del incumplimiento por parte de alguna persona obligada a las medidas de aislamiento o cuarentena previstos, poniendo en riesgo la salud de la población, instará a la Secretaria de Salut Pública la medida de intervención oportuna porque , si es necesario, se solicite la ratificación judicial o el apoyo de los cuerpos y fuerzas de seguridad u otros agentes de la autoridad”, explican desde el Ayuntamiento.

Además, este miércoles 26 de agosto, un juez autorizó al Ayuntamiento de Mataró a confinar a una familia de la población que se negó a aislarse en casa tras conocer que uno de los miembros del hogar contrajo coronavirus.

La familia expuso al consistorio que no podía permitirse dejar el trabajo, pero, según fuentes municipales, se negó a recibir cualquier ayuda social.

Durante el mes de julio, el Ayuntamiento de Mataró quiso aislar también a una familia que se negaba a confinarse. Sin embargo, en este caso el juez no autorizó el confinamiento porque consideraba que las Autoridades locales no podían restringir derechos fundamentales. Fué entónces cuando la Generalitat habilitó a los Ayuntamientos a ser también autoridad sanitaria, a través de un decreto.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA