29 may 2020

Ir a contenido

CONSECUENCIAS DEL CORONAVIRUS

El relato de un médico MIR en el Hotel Salut de Mataró

Marc Cárceles estaba a punto de empezar la residencia cuando estalló la crisis y ahora trabaja como voluntario

ACN

Marc Cárceles, médico MIR voluntario en el Hotel Salut del hotel Atenea de Mataró.

Marc Cárceles, médico MIR voluntario en el Hotel Salut del hotel Atenea de Mataró. / ACN

Marc Cárceles tiene 24 años, se graduó en Medicina en 2019 y en enero aprobó el examen MIR. Estaba a punto de acceder a una plaza de residencia cuando estalló la crisis sanitaria del coronavirus, que ha acelerado su salto al mundo laboral. Desde principios de abril es uno de los quince médicos MIR voluntarios que configura el equipo del Hotel Salut de Mataró, instalado en el Hotel Atenea.

En una entrevista con la ACN, Cárceles explica que vive la actual situación "con un poco de angustia", aunque es más por la situación global que hay en todo que por la complejidad clínica de los casos que trata -al Atenea se derivan pacientes estables los sociosanitarios. "Es duro emocionalmente e involucrarse demasiado en cada historia puede ser un peso psicológico", asegura.

Cárceles va y vuelve cada día de Mataró a Calella, donde vive, para hacer funcionar el hotel medicalizado habilitado en el puerto de Mataró. Los pacientes que trata no son pacientes de Covid-19, ya que estos se concentran en el Hospital de Mataró. En el Atenea lo que se hace es liberar plazas de sociosanitarios que, a su tiempo, acogen pacientes con patologías leves del hospital.

Trabajan en equipos mixtos, donde se mezclan médicos MIR con estudiantes de 6º de Medicina, siempre supervisados ​​por un médico adjunto y con el apoyo de un equipo de enfermeras. "En la carrera estamos acostumbrados a hacer prácticas clínicas y a incorporarse a equipos asistenciales. Esto ha sido como incorporar un poco antes de lo que tocaba, aunque con prisas", explica.

Un curso en dos días

El joven médico detalla que los cursos de orientación para acceder a una plaza como la que ocupa ahora son habitualmente de una semana, aunque en su caso la ha tenido que hacer en sólo dos días. Sin embargo, asegura que el equipo de la Atenea no se ha sentido "desbordado" en ningún momento.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

La diferencia principal entre las prácticas clínicas y la situación actual, detalla, no está en la complejidad de los casos, sino en la toma de decisiones: "Hasta ahora nuestra decisión nunca era relevante y ahora hemos pasado a primera línea", explica.

En cuanto al Hotel Atenea, Cárceles explica que la medicalización del equipamiento se ha hecho para que sea suficiente para las demandas actuales de los pacientes: "A la mínima que algún paciente fuera más exigente a nivel clínico se le tendría que trasladar".

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA