29 may 2020

Ir a contenido

COLECTIVO VULNERABLE

Mataró reabre las fuentes públicas tras las quejas de entidades sociales de la ciudad

La PACC denunció que el cierre implicaba acabar con "el único recurso" que tenían decenas de familias vulnerables para tener agua

El consistorio mantiene la recomendación general de no utilizarlas, como medida preventiva para evitar contagios de coronavirus

Àlex Rebollo

Un hombre se refresca las manos en una fuente.

Un hombre se refresca las manos en una fuente.

El Ayuntamiento de Mataró ha reabierto las fuentes públicas del municipio, dos días después de cerrarlas, tras la presión ejercida por distintas entidades sociales de la ciudad. El pasado jueves 2 de abril, la Plataforma d'Afectats per la Crisi i el Capitalisme (PACC) de Mataró denunció que el cierre de las fuentes implicaba acabar con “el único recurso” que tenían decenas de familias vulnerables para tener agua.

Es el caso de Mohamed y su familia, una de las múltiples que están en contacto con la PACC. Mohamed explica que, aunque puede comprar agua para beber y cocinar, él, su mujer y su hijo dependen de las garrafas que llenan en las fuentes para poder ducharse porque no tienen agua en casa. Con el suministro de los grifos públicos cerrado, afirma que ha tenido que pedir llenar las garrafas a amigos y vecinos.

A esta queja se sumaron otras entidades como la Federació d’Associacions Veïnals (FAV) de Mataró, que describió la actitud del gobierno municipal como una “inacción indignante”.

En un comunicado conjunto, el consistorio y Aigües de Mataró explican que se ha decidido volver a abrir todas las fuentes de la vía pública para “garantizar el abastecimiento en caso de necesidad”.  Además, desde el consistorio matizan que, de las 198 fuentes que hay en el municipio, se cerraron 148 y que “50 se mantuvieron abiertas”.

Evitar contagios

En el texto que firman Ayuntamiento y Aigües de Mataró se expresa que la decisión fue tomada en relación a las recomendaciones del Departament de Salut de la Generalitat, que describe las fuentes como: “instalaciones donde puede haber más contacto con las manos o la boca”, por lo que se apunta a, en los casos que sea posible, dejarlas sin funcionamiento.

Así, pese a la reapertura de las fuentes públicas, el consistorio mantiene la recomendación general de no utilizarlas, como medida preventiva para evitar contagios de coronavirus.

Sin acceso al suministro

Las fuentes fueron la gota que colmó el vaso, pero desde la PACC señalan que si hay gente que requiere de ellas es porque en la capital del Maresme hay “decenas de familias que no disponen de agua corriente en su casa”. Según la plataforma mataronense, más de 24 familias se han puesto en contacto con la PACC denunciando que no disponían de suministro de agua en plena alerta sanitaria y que, al preguntar al consistorio, les instan a remitirse a “los procedimientos oficiales”.

Desde 2016, el Ayuntamiento y Aigües de Mataró disponen de un protocolo que regula los mecanismos de acción social para “afrontar las diferentes situaciones vinculadas con la pobreza energética y vulnerabilidad económica, con el objetivo de garantizar su servicio”. Este protocolo "facilita la contratación provisional del suministro de agua (contadores sociales) a las personas en situación de riesgo de exclusión residencial que lo soliciten y cumplan los requisitos”, afirman desde el consistorio. Así, señalan que desde el 2016 “se ha tramitado e instalado contador social a 115 familias”.

En declaraciones a EL PERIÓDICO, en la PACC explican que hay familias que ya están a la espera de un contador para tener acceso al suministro, pero protestan porque este trámite “tarda un mínimo de 2 meses en poderse completar”. Así, Mohamed, que vive en un piso ocupado, señala que, aunque en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Mataró le aceptaron la solicitud, se le denegó el acceso a un contador social por parte de la propiedad, un “fondo buitre”, que es “quien tiene la última palabra”.

Preguntado sobre la situación de las familias a la espera de un contador social, el alcalde de Mataró, David Bote, afirma que les consta que hay “entre cuatro y seis familias que habían iniciado el trámite” y se remite al comunicado firmado junto a Aigües de Mataró.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA