07 jun 2020

Ir a contenido

COMBATIR LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Pequeños talleres y voluntarios confeccionan mascarillas para el Hospital de Mataró, el Institut Guttmann y Can Ruti

Dos emprendedoras mataronenses se unen con la marca Green Cornerss para impulsar el proyecto #MascarillasAlRescate

ACN

Algunas de las mascarillas confeccionadas en Mataró para centros sanitarios.

Algunas de las mascarillas confeccionadas en Mataró para centros sanitarios. / ACN

La marca navarra Green Cornerss y las emprendedoras mataronenses Laura Tió (Mamis&Minis) y Mar Opisso (Ninona Handmade), las tres dedicadas a la moda infantil, han impulsado una campaña para hacer llegar mascarillas a centros sanitarios en la lucha contra el coronavirus.

La primera remesa de #MascarillasAlRescate llegará esta semana al Hospital de Mataró (1.000 mascarillas), al Can Ruti de Badalona (1.000), al Institut Guttmann (500) y a la Fundació Maresme (50), que trabaja con personas con discapacidad. El grupo recoge excedentes de telas que distribuye entre sus pequeños talleres y voluntarios y, además, a través de una campaña de microfinanciación ha externalizado a un taller profesional la producción de mascarillas con factor de protección FPP2.

Dos tipos de mascarillas

De hecho, los tipos de mascarillas que hacen llegar a los centros sanitarios son dos. Por un lado, están las mascarillas de algodón que se confeccionan artesanalmente y que incorporan un bolsillo interior para que los sanitarios puedan poner el filtro. "No protegen del virus pero le ponen difícil. Y ante la falta de material es mejor esto que nada", asegura Laura Tió. Las emprendedoras, además, aseguran contar con el apoyo del personal sanitario de los centros donde envían las mascarillas. Sin embargo, son conscientes de que el material realmente homologado es aquel que cuenta con un mínimo factor de protección, que también están intentando confeccionar a contrarreloj.

En este sentido, la iniciativa ha impulsado con éxito una campaña de microfinanciación que ha recogido 24.000 euros en los últimos días y que sirven para adquirir tejido técnico con factor de protección FPP2 -filtra el 90% de partículas-. Este material lo envían a un taller con gran capacidad de producción -unas 2.000 al día- donde confeccionan el segundo tipo de mascarillas.

Una de las impulsoras del proyecto, Laura Tió, explica que estas mascarillas con un nivel de protección homologable se deben reservar para las personas más expuestas al virus, mientras que las piezas de algodón pueden servir al resto del personal sanitario para plantar "una primera barrera" al virus.

400 mascarillas en un fin de semana

La iniciativa entregará esta semana las primeras mascarillas en los centros sanitarios de Mataró y Badalona tras unos primeros días de mucha producción. Los pequeños talleres y voluntarios de Mataró -hay una quincena trabajando- han confeccionado 400 mascarillas el último fin de semana.

"Teníamos un compromiso con nuestra ciudad y empezamos por aquí", asegura Tió. En los próximos días también se prevé que la red pueda hacer llegar material a las comarcas de Girona, donde la red de voluntarios es "muy potente", y también en Madrid. "La gente de Madrid lo necesita muchísimo", explica Tió.

Más noticias de Mataró y Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA