30 sep 2020

Ir a contenido

una demanda histórica

El Port de Mataró se renovará con una inversión de 5,6 millones de euros para mejorar la infraestructura y los servicios

Se remodelará la zona comercial y se adaptará el dique de abrigo para hacer frente al cambio climático

ACN

De izquierda a derecha, la gerente del puerto, Margarita Díez, el presidente del Consorci Port de Mataró, Isidre Gavín, el alcalde de Mataró, David Bote, y el director general de transportes y movilidad, David Saldoni.

De izquierda a derecha, la gerente del puerto, Margarita Díez, el presidente del Consorci Port de Mataró, Isidre Gavín, el alcalde de Mataró, David Bote, y el director general de transportes y movilidad, David Saldoni. / Eduard Batlles

El Port de Mataró comenzará a principios del año próximo una remodelación integral para mejorar la infraestructura y los servicios del puerto. 

La inversión será de 5,6 millones de euros hasta el 2021 y contemplará, entre otras, la reforma de toda la zona comercial, que hasta ahora estaba medio vacía, y que debería estar terminada a principios del próximo verano. 

También habrá una partida destinada a la mejora del dique para hacer frente al cambio climático, una obra que comenzará a principios de septiembre del año próximo. Se trata de reforzar la escollera y de incorporar un muro de un metro y medio en forma de semicírculo que evitará que las olas entren dentro del puerto. También se mejorarán las redes de servicios y el pavimento.

"El Port de Mataró será más sostenible, tendrá más capacidad, será más acogedor y tendrá mucha más competencia para atraer actividades, el de Mataró será uno de los puertos referentes de toda la costa catalana", ha detallado este viernes por la mañana el secretario de Infraestructuras y Movilidad y presidente del Consorci Port de Mataró, Isidre Gavín. 

Dentro de los 5,6 millones de euros, habrá unos 2,7 destinados a la reforma de la zona comercial, con nuevos accesos y nuevas oficinas, 1,5 MEUR para la mejora y adaptación del dique de abrigo y 1,4 irán destinados a la mejora de la red de servicios.

Comercio y ocio

La remodelación de la zona comercial era uno de los objetivos principales del consorcio, ya que en los últimos tiempos el espacio estaba medio vacío. De los 59 locales disponibles sólo 30 estaban ocupados. Además, había algunos que eran de difícil acceso y por ello una de las novedades será que se eliminarán barreras arquitectónicas, se ampliarán las zonas de paseo y se formará una anilla en carril bici que rodeará toda la zona comercial. 

También se firmará un convenio con la ATM para que los usuarios del transporte público puedan aparcar con mejores condiciones económicas.

Esta nueva zona comercial tendrá, además, una gran fuente que actuará como zona de juegos y una plataforma elevada en forma de barco donde se podrán celebrar pequeños conciertos. 

El consorcio también ha previsto la construcción de un área verde con juegos infantiles, espacios de deporte y zonas de reunión al aire libre. Justo delante de los locales, se colocarán unas pérgolas permeables para homogeneizar los locales. 

Las obras comenzarán a principios del año próximo y se terminarán antes del verano. "El objetivo es relanzar el puerto de la ciudad, consolidar la actividad náutica y queremos un espacio comercial lleno y que sea un elemento de conexión y engranaje con la ciudad", ha detallado el alcalde de Mataró, David Bote.

En cuanto a la oferta náutica, el puerto quiere mejorar la accesibilidad al mar de las personas que no tienen tantos recursos económicos. Por ello, se ofrecerá una zona de alquiler de embarcaciones náuticas junto con una zona de venta de experiencias en el mar. 

Desde el punto de vista deportivo y social, el consorcio ha firmado un convenio con seis entidades que desarrollan una labor social de fomento de los deportes náuticos, en especial de la vela, que se quiere potenciar con la nueva inversión.

Mejoras para hacer frente al cambio climático

La gerente del Consorci del Port de Mataró, Margarita Díez, ha admitido que cada vez hay más temporales y que por eso se debe reforzar el puerto. 

Por todo ello, se hará un refuerzo de la escollera que ha sufrido mucho desgaste debido a los últimos episodios de temporal y se construirá un tacón de 90 metros que protegerá la bocana de garbí. 

Además, una de las grandes novedades es un muro de un metro y veinte centímetros de altura en forma de semicírculo que devolverá las olas en el mar y evitará que traspasen el dique y entren en el puerto. "Hemos intentado crear un equilibrio entre que la gente pueda pasear por el puerto y disfrutar del mar y la protección", ha detallado Díez.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA