Ir a contenido

MEJORAR LA FLUIDEZ DEL TRÁFICO

Entra en servicio el nuevo ramal de la C-32 para descongestionar el tráfico en el enlace de Mataró Oeste

La obra ha supuesto una inversión de 2 millones de euros y permitirá mejorar la accesibilidad y la fluidez del tráfico en el entorno del centro comercial Mataró Parc

El Periódico

 Nuevo vial en el enlace de la C-32 en Mataró Oeste

 Nuevo vial en el enlace de la C-32 en Mataró Oeste / Ayuntamiento Mataró

Desde este lunes ya está operativo el nuevo ramal de la C-32, que mejorará la conexión con el enlace de Mataró Oeste. La obra, que ha supuesto una inversión de dos millones de euros por parte de la concesionaria Invicat, permitirá mejorar la accesibilidad y la fluidez del tráfico en este punto de la ciudad, junto al centro comercial Mataró Parc.

Los trabajos complementan la remodelación del enlace (salida 100) que entró en funcionamiento en 2016 y han supuesto la construcción de un vial adyacente a la salida de la C-32 hacia Barcelona y de dos rotondas para diversificar el tráfico procedente de la calle Brussel·les, la calle Estrasburg y el Torrent de les Piques.

Todo ello, con la voluntad de mejorar la circulación en el entorno de la plaza de la Gran Bretanya y de resolver las situaciones puntuales de congestión que se derivan de la actividad del centro comercial Mataró Parc, que se podrían haber acentuado todavía más con futuros desarrollos urbanísticos en la zona y afectar a la funcionalidad del enlace con la C-32.

Trabajos de remodelación

El nuevo vial, de 340 m de longitud y 6 de ancho, se inicia en el cruce de las calles Estrasburg y torrent de les Piques, donde se ha construido una rotonda de 45 metros de diámetro exterior, y continúa con la adecuación de la calle de Estrasburg y de una nueva rotonda, de 35 m de diámetro, a la altura del futuro acceso al estacionamiento subterráneo del centro comercial.

Desde este nuevo punto, el vial atraviesa por encima el ramal de la salida de la calzada en sentido Barcelona de enlace con la C-32, mediante una pérgola de unos 27 metros de longitud, situada en paralelo a este ramal, y pasa por debajo de la pasarela de peatones construida en la remodelación del enlace, hasta conectar con la plaza de la Gran Bretanya.

Además, el nuevo vial dispone de un separador físico entre las dos calzadas para evitar el cruce de vehículos procedentes de la autopista con los de la calle Estrasburg.

Las obras también han incluido la construcción de 4 muros para minimizar la afectación de la nueva infraestructura, señalización vertical y horizontal, la reposición de todos los servicios y elementos urbanos de la calle Estrasburg, barreras de seguridad y medidas ambientales para permitir su integración en el entorno. 

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA