Ir a contenido

NUEVO CONSISTORIO EN LA CAPITAL DEL MARESME

El PSC de David Bote gobernará nuevamente Mataró junto a En Comú Podem

En la mayor parte de los mandatos desde la recuperación de la democracia, los ecosocialistas ya estuvieron en el gobierno municipal, bajo distintas fórmulas

Joan Salicrú

El alcalde de Mataró, el socialista David Bote, en compañía de Esteve Martínez, concejal de ICV-EUiA y Sarai Martínez, concejala no adscrita vinculada a Podemos Mataró.

El alcalde de Mataró, el socialista David Bote, en compañía de Esteve Martínez, concejal de ICV-EUiA y Sarai Martínez, concejala no adscrita vinculada a Podemos Mataró. / ICV MATARÓ

Lo que no pudo conseguir David Bote cuatro años atrás será ahora: los trece concejales socialistas gobernarán junto a los dos ediles de En Comú Podem los próximos cuatro años, en una fórmula parecida a la de Barcelona.

Las asambleas del PSC y de En Comú Podem han ratificado en las últimas horas el acuerdo, que formalmente rubricarán el actual alcalde David Bote y el alcaldable de En Comú Podem Sergi Morales este sábado a las 10.30 de la mañana, justo una hora y media antes de la constitución del nuevo consistorio.

Así, los socialistas se garantizan un mandato extremadamente más tranquilo que el anterior como mínimo en lo que se refiere a los acuerdos que deben tomarse en el pleno, puesto que con los dos votos de los ‘comuns’ el nuevo gobierno municipal dispondrá de mayoría absoluta.

Los contactos formales con los 'comuns' empezaron el martes de esta semana, tal y como avanzó EL PERIÓDICO el mismo día, después de que una primera ronda de contactos con los diferentes grupos que obtuvieron representación en el consistorio el 26-M arrojara para los socialistas, que son quienes tenían la batuta de mando, un resultado claro: el único grupo con quien había una alta coincidencia programática era En Comú Podem.

Cambio de escenario respecto cuatro años atrás

En 2015 Bote intentó configurar un ejecutivo de izquierdas junto con la entonces ICV-EUiA y Esquerra Republicana, pero el no de los ecosocialistas –que sacaron unos malos resultados- le empujó a pactar finalmente con Convergència i Unió, a pesar de que juntos tampoco sumaban mayoría absoluta –disponían de once votos-.

A raíz de los acontecimientos del 1 de octubre, CiU acabó dejando el gobierno y los socialistas se mantuvieron como pudieron, con solo seis concejales.

Esta no es, además, ni mucho menos la primera vez que los socialistas gobiernan junto con los herederos del PSUC. Junto con esta marca –y CiU- gobernaron durante el primer mandato después de la recuperación de la democracia, entre 1979 y 1983. Después, entre 1991 y 1999, ya bajo las siglas de Iniciativa per Catalunya, los poscomunistas entraron en los gobiernos de Manuel Mas, que perdió la mayoría absoluta de la que gozaba desde 1983.

Después, en 2003, ICV –entonces con el añadido EUiA- volvió de nuevo al gobierno tras un nuevo mandato de mayoría absoluta de Manuel Mas pero lo hizo junto a Esquerra Republicana, emulando los tripartitos de la Generalitat, que en la capital del Maresme se mantuvieron hasta 2011, en sendos gobiernos liderados por Joan Antoni Baron.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA