Ir a contenido

EXPOSICIÓN ESCULTÓRICA

El Museu de Mataró profundiza en la figura del escultor mataronense Damià Campeny

La muestra ilustra la relación del artista con la ciudad y su trayectoria como referente del neoclasicismo catalán

El Periódico

Fotografía de una de las obras de la exposición “Reflexos. Lobra de Damià Campeny”.

Fotografía de una de las obras de la exposición “Reflexos. Lobra de Damià Campeny”. / AYUNTAMIENTO DE MATARÓ

Damià Campeny es uno de los escultores neoclásicos catalanes más relevantes. Por este motivo, Ca l’Arenas Centre d’Art del Museu de Mataró abrió el pasado viernes 12 de abril la exposición “Reflexos. L'obra de Damià Campeny”, comisariada por Anna Riera Mora, con el objetivo de dar a conocer en su ciudad natal su vida y la obra.

La muestra, que se podrá ver hasta el 27 de octubre, analiza su trayectoria artística como expresión de una época y de un ideario estético y reconoce el valor de la escultura neoclásica catalana en el ámbito internacional, a través del análisis de materiales, procesos artísticos, temas y modelos. 

Los ámbitos de la muestra ilustran la relación de Campeny con Mataró, su formación en Barcelona y Roma, el sistema de pensiones de las academias de arte, la copia de obras de la Antigüedad, el proceso creativo que conduce del dibujo al mármol y la interpretación de los modelos que inspiraron su representación ideal de la figura femenina.

De Barcelona a Roma en siglo XIX

Damià Campeny nació en Mataró el año 1771. Después de varios años de estudio en la Escuela Gratuita de Dibujo de Barcelona, ​​ganó una pensión para seguir perfeccionándose en Roma, donde vivió de 1797 a enero de 1815. Durante aquellos años de auge del arte neoclásico, la ciudad italiana se convirtió en el destino obligado de pintores y escultores de toda Europa. En las aulas de la Scuola del Nudo y bajo la maestría del escultor veneciano Antonio Canova- representado con 4 dibujos originales a la muestra -, Damià Campeny asimiló los principios estéticos neoclásicos, esculpiendo obras maestras como Lucrecia o Cleopatra.

Hoy podemos admirar mármoles, bronces o tizas de gran formato de Campeny en la Acadèmia de Sant Jordi, en la Casa Llotja de Mar, en el Museu Nacional d’Art de Catalunya, en el Museu Frederic Marès en Barcelona y en el Museu Víctor Balaguer de Vilanova i la Geltrú.

Obra inédita

La exposición de Ca l'Arenas, no ha pretendido trasladar la estatuaria de gran formato ubicada en la Casa Llotja de Mar, sino que se ha organizado con préstamos del MNAC, de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts Sant Jordi, del Museu Frederic Marès, la Reial Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid o de la Casa Museu Santacana de Martorell, que ha reunido un conjunto de una treintena de obras originales.

En el transcurso del proceso de restauración de la obra de Damià Campeny que forma parte del fondo del Museu de Mataró, se ha desvelado que en el reverso de un dibujo que representa La Santísima Trinidad hay otro dibujo de época posterior que corresponde al diseño de un objeto decorativo, totalmente inédito.

La exposición se acompaña de textos y reproducciones de otras obras de contexto y documentos originales, buscando un recorrido didáctico y comprensible que permita al visitante concebir las razones de los planteamientos estéticos de la corriente estética del neoclasicismo, dentro de la cual Campeny es uno los principales representantes en nuestro país.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Escultura