Ir a contenido

El Govern cesa a Joan Bellavista como gerente del Puerto de Mataró

Actualmente ocupaba el puesto de máximo responsable técnico del consorcio de Mataró y del de Portbou, simultáneamente

En el año 2017, era el cargo de la Generalitat que más cobraba, por encima del expresidente Carles Puigdemont

El Periódico

El exgerente del Puerto de Mataró, Joan Bellavista, entre el exconseller, Rull y el aclalde de Mataró, David Bote.

El exgerente del Puerto de Mataró, Joan Bellavista, entre el exconseller, Rull y el aclalde de Mataró, David Bote. / MATARÓ RADIO

El govern de la Generalitat ha cesado a Joan Bellavista del cargo de gerente del Port de Mataró, según ha avanzado La Vanguardia este lunes. El motivo, según ha podido saber EL PERIÓDICO, es que Bellavista habría incumplido el régimen de incompatibilidad, por el cual la Generalitat le habría abierto un expediente, conforme han explicado fuentes del Departamento de Territorio.

El Consorcio del Puerto Mataró está representando en un 66% por la Generalitat y la participación del Ayuntamiento de Mataró, con el 33% restante; con lo cual, el nombramiento y cese del gerente del puerto corresponde al gobierno catalán. Ahora, el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Isidre Gavín, es la persona al mando del consorcio, de momento.

Un gran sueldo

Bellavista era, desde 1998, el gerente del Consorci del Port de Mataró, formado por la Generalitat y Mataró en 1997, a raíz de los problemas económicos que arrastraba el equipamiento, inaugurado en 1991. Por esta actividad, en la medida que actuaba también como director general del equipamiento, Joan Bellavista ingresaba anualmente 132.376,35 euros.

Pero además, el ahora exresponsable del consorcio portuario de Mataró lo era también, desde 2011, del Port de Portbou, tarea por la que cobra 37.753,80 euros, tal y como constaba en la lista de retribuciones de los directivos de las entidades del sector público de la Generalitat, correspondiente al mes de febrero del pasado 2017.

De esta forma, Bellavista se encontraba entre los 700 altos cargos y directivos de empresas públicas de la Generalitat de los que más cobraban al año, hasta la friolera de 170.129 euros. Es decir que, en su momento, llegó a cobrar 33.295 euros más que el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Sin embargo, tal y como publicó este diario, en las últimas retribuciones actuales del 2018, se especificaba que Bellavista estaba recibiendo un salario acumulado de 106.050,00 euros por su trabajo en ambos entes. Es decir, que el gerente había dejado de percibir una pequeña parte de sus ingresos debido a que, en el 2015, el Consorcio del Puerto de Mataró pasó a adscribirse a la Administración de la Generalitat. Y, como consecuencia, su personal también pasó a estar sometido al régimen jurídico del personal de la Generalitat y no a las condiciones del sector privado, como se estaba haciendo hasta entonces.

Sin declaración de bienes

Por otra parte, tal y como avanzó avanzó EL PERIÓDICO, el pasado diciembre Bellavista aún no había presentado su declaración de bienes y estaba reproduciendo en las casillas los datos que había facilitado años atrás. La circular oficial que clarifica la ley de transparencia establece que aquellos que fueron nombrados antes de la entrada en vigor de la ley, en el 2005, "deben efectuarla dentro del plazo de tres meses desde la aprobación de esta circular". Un comunicado, con fecha a 19 de junio del 2006, que aún no había cumplido.

Cabe señalar que la no presentación de las declaraciones puede conllevar una infracción leve –la que se enmienda en 15 días a contar desde la fecha del requerimiento y queda en una amonestación- o grave –si no se reconduce conlleva la destitución inmediata-; un hecho que, finalmente, ha ocurrido esta semana cuando el Govern ha cesado, finalmente, a Joan Bellavista.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Puertos