Ir a contenido

FIN DEL NIDO EN MATARÓ

Abren el nido de la playa de Mataró y recuperan las últimas 15 tortugas

Del total de 173 huevos de la puesta han nacido 98, en la playa de Sant Simó han eclosionado 73 y en las incubadoras del CRAM otros 25 más

El Periódico

Técnicos del CRAM recuperan las tortugas que salen durante la apertura del nido de la playa de Mataró  / Joan Salicrú/El Periódico

Los técnicos del Servicio de Fauna y Flora de la Generalitat, de la Fundación CRAM y la especialista Elena Abella decidieron este jueves abrir el nido de la tortuga Careta situado en la playa de Sant Simó de Mataró, donde desde el pasado lunes han nacido de forma natural 58 ejemplares de esta especie protegida y en peligro de extinción.

Durante la apertura del nido nacieron otras 15 tortugas más, siendo un total de 73 tortuguitas las eclosionadas en el nido de los 130 huevos que había en él, una cantidad sorprendentemente alta, según han asegurado los técnicos.

El resto de huevos de la puesta, que fue de 173 en total, se trasladaron al Centro de Recuperación de Animales Marinos (CRAM) del Prat debido a que su posición demasiado cercana a la superficie les iba a impedir eclosionar con normalidad. De estos 40 que fueron transportados al CRAM han sobrevivido 25 en las incubadoras. 

Las 58 tortugas nacidas de forma natural han sido liberadas al mar excepto una, que está en observación. Todas ellas empezaron a nacer el pasado lunes y han ido saliendo del nido hasta la madrugada del jueves. Siguiendo el protocolo, y teniendo en cuenta tanto la amenaza de lluvias importantes como el hecho de que la puesta era el doble de lo suele ser habitual, los técnicos han procedido a la apertura del nido.

Así, han recogido las tortugas que no han podido salir por su propio esfuerzo, los huevos que no han eclosionado, las cáscaras de los que sí han abierto y otros restos genéticos que, una vez analizados, permitirán profundizar en el estudio de la especie Caretta Caretta.

Los 15 ejemplares todavía vivos pero que no habían podido llegar a la superficie serán objeto de un tratamiento veterinario en las instalaciones del CRAM, que colabora con la DTES (Servicio de Fauna y Flora del Departamento de Territorio y Sostenibilidad) en la protección de esta especie, para comprobar su estado e intentar su recuperación. Asimismo, se ha trasladado al centro a una tortuga que estaba saliendo del huevo y 3 huevos más para considerar las posibilidades de incubación.

Técnicos, científicos y voluntarios han analizado los huevos extraídos durante la apertura del nido /MARG CRUZ (AJ. MATARÓ)

Una de las puestas más cuantiosas

La de Mataró representa una de las puestas de tortuga careta más cuantiosas del Mediterráneo occidental y es un caso muy valioso desde el punto de vista científico, de conservación y de educación ambiental. Del total de 173 huevos que puso la tortuga el pasado 15 de junio en este nido situado junto a un chiringuito, 133 se dejaron en la playa.

Tres estaban ya rotos y 130 fueron custodiados por un amplio dispositivo de voluntarios y técnicos, que han trabajado en la guardia y cura del nido en todo momento durante día y noche.

Así, la primera eclosión se produjo el lunes, día durante el cual nacieron un total de 25, de martes a miércoles otras 14 y de miércoles a jueves 19. Con la extracción de este jueves, de 15 más, y las 25 nacidas en el CRAM, se confirma que el total de tortugas nacidas hasta ahora asciende a las 98 crías.

Con la apertura del nido termina el episodio de cría de la especie en este nido de Mataró, pero se seguirá trabajando en la eclosión de todos los ejemplares fértiles que quedan todavía en las instalaciones del CRAM.

CASI UN CENTENAR DE TORTUGAS CARRETTA CARETTA HAN NACIDO ESTA SEMANA EN MATARÓ / MARGA CRUZ (AJ. MATARÓ)

Conservación de la especie

La tortuga boba es una especie marina presente en las zonas tropicales y templadas de todo el mundo. Acostumbra a volver a las playas donde nació para hacer la puesta de huevos, aunque también algunas hembras que pueden realizar alguna puesta ocasional en nuevas áreas.

A principios de año, un estudio publicado en la revista Scientific Reports apuntaba que proteger los sitios de nidificación esporádica como estos puede ser crucial en el Mediterráneo occidental para conservar la especie en el futuro.

En Mataró, las pruebas y exploraciones hechas a los ejemplares que han sobrevivido indican que todas las crías estaban en buenas condiciones, algo que ha valorado muy postiivamente el equipo técnico y científico que ha llevado a cabo el seguimiento.

Aunque en el éxito de conservación de la especie el rol principal y prioritario es la conservación de ejemplares adultos, el nuevo fenómeno de episodios de nidificación de esta especie en Catalunya –como el sucedido recientemente en Premià de Mar- requiere de una atención igualmente riguroso en tratarse de especies legalmente protegidas y amenazadas.

En el operativo de la puesta en la playa de Sant Simó han trabajado coordinadamente el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, el Ayuntamiento de Mataró y la Policía Local, así como miembros del CRAM, el Cuerpo de Agentes Rurales y un equipo de ciudadanos y ciudadanas voluntarios coordinados por el consistorio, que superaron un curso de formación impartido por el DTES para este caso en concreto.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando